El grupo pop Los Jureles acaba de editar su nuevo trabajo "520 Hz" que incluye la canción "Gatillo Fácil" con la participación de Lula Bertoldi, una canción en la que cuestiona los casos de violencia institucional y también el discurso de mano dura que "está instalado en la sociedad y que impulsan algunos medios".

La banda conformada por los mendocinos Migo Scalone, Leo Costa y el porteño Juan Ignacio Bertoli, cuenta ya con dos discos publicados: "Banana Elite" (2017) y "Maravilla" (2019).

Y en este caso trabajaron con las míticas baterías de los 80, como la Roland TR808, 707 y la LinnDrum, trayendo atmosferas del Charly García de "Parte de la religión" pero también de Michael Jackson y Depeche Mode.

Leo Costa y Migo Scalone charlaron con Télam sobre esta interesante novedad:

çT:-Cuenten cómo fue naciendo el disco. ¿Nació en pandemia? ¿Ya lo tenían?

Migo: El disco salió hace bastante, pero obviamente se fue formando casi hasta el final del disco. No es que lo teníamos totalmente cerrado y lo empezamos a laburar, sino que es bastante anacrónico en cuanto a composición de canciones. Hay canciones que tienen quizás seis años y otras que son de ahora, del año pasado. Originalmente el disco iba a tener cinco canciones y producto de la pandemia y la cuarentena decidimos sumarles dos canciones más, o sea que cerramos en un disco de siete temas. Después en cuanto a la producción también fuimos haciendo de a poco hasta que decidimos cerrar producciones y empezar a encarar el próximo disco, pero cuando componemos siempre vamos produciendo.

T:- ¿Cómo nace Questesbien? ¿Por qué decidieron incorporarlo a Jorge? Era una canción más pop argentino, ¿no?

Migo: Yo además de Los Jureles tenía mi proyecto solista, que son canciones mucho más folk, y en un momento necesité volver a ese tipo de composiciones. Le mostré el tema a Leo y gustó para Los Jureles, y me dijo que la tenía que cantar Serrano porque era muy de su estilo. Como el Osito de Peluche de Taiwán, esas canciones de guitarra fogoneras. Estuvimos detrás de la pista de él tratando de contactarlo un tiempo hasta que dimos con su contacto y le mandamos un mail. Le mandamos un mail y él contestó de primera que sí, que le gustaba la canción y todo. Súper accesible y predispuesto, una gran persona.

T:- ¿Cómo se logra lo de Gatillo Fácil, una canción con una letra con un fuerte compromiso social y una melodía y enganche muy pop hasta bailable?

Leo: Recuerdo a los Karamelo Santo que también hacen eso que te hace bailar y tiene una letra con contenido social. Salió una primera frase de "monitos dentro de cajas de cristal" fue disparando hacia ese lugar de la violencia policial o la violencia institucional y también de la complicidad ciudadana que a veces hay. No es que habla de algún caso en particular, si bien hubo muchos últimamente y lamentablemente están muy en boga en todo el mundo, sino que habla en general y del facho que podemos llegar a tener adentro cada uno y que hay que eliminarlo.

Hay un discurso que impuso la dictadura que está muy arraigado. Las palabras a veces uno las dice sin pensarlas, sin analizarlas, y está bueno a veces analizar. Por eso también choca tanto el lenguaje inclusivo y más cambios que ha habido últimamente, porque el plantearse cosas que usualmente decimos todo el tiempo y que si las pensás te das cuenta qué mierda estás diciendo. Capaz el chabón es ateo y tiene el "si Dios quiere".

T:- ¿Lo de monitos en cajas de cristal es sobre cómo reacciona la gente frente a lo que se dice en la televisión o a un sector de los comunicadores y los periodistas que tienen un gran aliento a favor del gatillo fácil y la violencia institucional?

Leo:- Lamentablemente hay muchos adeptos, mucha gente que le parece que está bien. La gente que le parece bien y apoya eso puede ser desde el taxista hasta el comunicador social, las dos cosas. Obviamente una se alimenta de la otra y es menos peor si lo dice un taxista o un verdulero porque no tiene un micrófono en la mano y no lo están viendo por la tele.

Migo:- No, pero lo ven todos también. Me parece que es el marketing que le dan los medios a eso, el marketing que le dan a la inseguridad y gente que no tiene en cuenta que atrás de eso hay todo un conflicto social de gente que desde el primer día que se subieron al subte a pedir una moneda lo miraron mal o lo fajaron en la casa. Hay una carga muy grande detrás de la inseguridad.

(Télam)