El documental argentino "López", que retrata de una forma intimista y cotidiana al fotógrafo ganador del premio Konex de Platino a la trayectoria Marcos López, llegará mañana al cine Gaumont y a la plataforma de streaming Cine.ar luego de su estreno en la 22da. edición del Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici).

La cinta dirigida por Ulises Rosell, realizador de "El etnógrafo" (2012) y "Bonanza" (2001), entre otras, se traduce en "una sensación de estar viendo a dos amigos conversando" dentro de "una lógica de confianza mutua en la que los límites de qué contar y cómo se dan de una forma muy orgánica", afirmó en diálogo con Télam Araque Rodríguez, quien produjo la película junto a Esteban Lucangioli.

"Es una película que nos hace mirar hacia adentro y nos espeja un poco con Marcos, que tiene la capacidad, dentro de su desorden, o justamente a través de él, de ordenar muchas ideas y conceptos que en general no tienen un borde definido para el resto nosotros", agregó Rodríguez.

Para crear "López", Rosell siguió al artista durante un año y registró desde sus actividades laborales, inauguraciones en centros culturales y museos y apariciones en la radio hasta sus momentos hogareños y sus visitas al veterinario con su perro, a la óptica, a una sesión de acupuntura o al dentista.

Pero además, el documental capta la personalidad y la experiencia de López en una etapa compleja a nivel familiar, que afecta su relación con sus hijos Aliona y Aaron y su pareja, Leda, con mudanzas de por medio y la natural desestabilización de los vínculos entre ellos que trae aparejada la situación.

El protagonista, que se dedica a la fotografía hace más de cuarenta años y luego incursionó en otras artes plásticas y audiovisuales, aporta para la cámara toda su espontaneidad y mirada crítica sobre su alrededor y sobre sí mismo a este trabajo cuidado y humano, que a partir de lo cotidiano alcanza a indagar -con grandes dosis de humor y sin dramatizar- en lo sensible y lo íntimo de esa vida.

"La película habla sobre un artista pero no se mete de lleno en 'El Artista' Marcos López, porque Marcos es Marcos todo el día, desde ese lugar aparece el artista y la idea era contarlo a él. Ulises es un documentalista increíble y tiene la capacidad de hacer desaparecer el set de filmación de enfrente de tus ojos, lo he visto generar ese clima de cotidianidad incluso cuando filma ficción, eso es muchísimo y está en la película", resumió Rodríguez.

Por ese motivo, "López" no se encaja en el formato documental que recopila la obra y desarrolla la línea de tiempo del artista, sino que elige poner el ojo -siempre con un tono lúdico que por momentos se tiñe de ironía, dulzura y absurdo- en esas personas y elementos comunes que desmitifican al personaje y reconstruyen a la persona, con todos sus cambios e incertidumbres.

Según comentó Rodríguez, él y Lucangioli se acercaron a la película "de una manera muy linda", porque antes de involucrarse en el rodaje ya tenían una relación cercana y de amistad con Rosell.

"Cuando nos veíamos, él me iba contando sobre sus encuentros con Marcos y sobre cómo iba armando el proyecto, aunque hasta ahí éramos dos colegas poniéndose al día sobre sus cosas, pero el entusiasmo con el que relataba sus aventuras con Marcos y conociendo su obra como cineasta, me despertó unas ganas tremendas de ver cómo terminaba la idea", dijo.

En ese sentido, el productor aseguró que encararon el proyecto queriendo "ser público de la película", y que participar en su realización "fue realmente fantástico", porque "Marcos López es un artista que sabe ver y detectar en el día a día cosas que en general se nos escapan, y él tiene la habilidad de resaltar aspectos que a la mayoría nos parecen insólitos y a la vez geniales".

"Cuando toda esa energía se encuentra y dialoga con un otro que también sabe ver y sabe contar, aparece algo que es maravilloso, que es un retratista retratado", siguió Rodríguez.

La elección de Rosell de llevar a la pantalla esta narrativa liderada por el fotógrafo "invita a reflexionar mucho sobre uno mismo", consideró, a través de "las frases y pensamientos que López va armando sobre la marcha".

"Quieras o no quedan dando vueltas en la cabeza por mucho tiempo, eso no pasa siempre, y cuando pasa, es porque algo se está diciendo e importa. Hablando desde el punto de vista del espectador, creo que es una película que nos hace mirar hacia adentro y nos espeja un poco con Marcos, que tiene la capacidad, dentro de su desorden, o justamente a través de él, de ordenar muchas ideas y conceptos que en general no tienen un borde definido para el resto nosotros", añadió.

El documental, que tuvo su estreno con dos funciones en el Bafici, llevadas a cabo el pasado 18 y el 19 de marzo en el marco de la Competencia Oficial Argentina del certamen, tuvo hasta el momento "una respuesta maravillosa por parte del público", contó Rodríguez.

"Me ha pasado una de las cosas más lindas que pueden pasar, que es que la gente me hable bien y hasta me recomienda nuestra propia película, sin saber que es nuestra. No se me ocurre mejor elogio que ese, y esperamos que luego del estreno en salas esa tendencia continúe", remarcó.

"Tuvimos la suerte de que ambos eventos (el Bafici y el estreno en cines) confluyan así que nos pone en un lugar perfecto para el lanzamiento y que la película tenga la visibilidad que se merece, no sólo en la Capital Federal sino también en el resto del país a través de Cine.ar y las proyecciones en los distintos Espacios Incaa", concluyó. (Télam)