El animador Leo Montero, con casi tres décadas de actividad televisiva, concretó el domingo pasado el deseo de estrenar “Pocas pulgas” en los mediodías de América, un espacio de amor a los animales que, según confiesa, “me excede profesionalmente, ya que hago y haré variedad de programas, pero este me lleva más el corazón”.

Dueño de una extensa y variada trayectoria y con un presente que incluye ser el responsable de la NBA en la región y trabajar en las señales deportivas de ESPN. Montero celebra que “Pocas pulgas” haya podido encontrar un lugar propio tras varios años formando parte de los magazines que comandó.

“La verdad que con Malu (Tedesco, su esposa), estamos muy felices de que se haya dado un espacio propicio para darle este protagonismo a ‘Pocas pulgas’ y ya podemos decir que durante el verano 2022 instalamos este tema en la televisión abierta”, señala Montero durante una entrevista con Télam.

En esa mirada, el conductor puntualiza que “después de cinco o seis años dándole un lugar a los animales en el magazine ‘Mejor de noche’, logramos que esta iniciativa encuentre un cauce exclusivo y le metemos mucho corazón y mucho huevo porque hay mucho por hacer”.

El ciclo generado por la productora Kuarzo Entertainment Argentina que se emite los domingos de 12 a 13, tuvo un primer envío desde estudios, pero las próximas emisiones se grabarán en un ambiente al aire libre y más natural, acorde con la temática que se aborda.

Entusiasmado por este paso, el periodista y locutor nacido hace 50 años en Villa Carlos Paz (Córdoba) advierte que “estoy contento pero soy cauto y precavido porque no deja de ser un programa dedicado a los perros, y siendo un hombre de televisión tengo clarísimo que nunca sabés qué puede pasar, pero ojalá podamos mantenerlo y que haya más programas de este tipo”.

Click to enlarge
A fallback.

Entre el espacio que “Pocas pulgas” tenía en los programas de Montero y este ciclo propio, el nombre se instaló en redes sociales para dar aviso sobre animales en adopción o impulsar campañas de concientización acerca de maneras de no agredir y ayudar a las especies.

“La gente sabe que en lo que hacemos hay cero ‘fake’, yo soy vegano y mi mujer es vegetariana y por eso el estreno tuvo una linda audiencia y una linda repercusión en redes y plataformas”, subraya.

Antes de llegar a esta propuesta donde sintetiza profesión y pasión, el conductor pasó por programas como "AM, Antes del Mediodía" (entre 2006 y 2015), "100% Lucha", los "Juegos Olímpicos Londres 2012", “Pura Química” y "Todos contentos y bastante locos", por citar solamente algunos.

Télam: En el estreno de “Pocas pulgas” destacaste a tu compañera por haber sido quien motorizó el hecho de trabajar a favor de los animales. ¿Cómo se fue generando esa conciencia a partir del vínculo amoroso entre ambos?

Leo Montero: Lo que nos une como pareja hace 18 años es ese amor por los perros y ellos están con nosotros desde siempre, así que fue natural que hubiera animales mediante. Pero ella veía cosas de los animales en situación de calle y los olvidados y me lo trasladó y me enseñó y me mostró un camino. Por eso dije lo que dije.

T: Buena parte de esa emisión inaugural estuvo dedicada a contar los padecimientos de los galgos ¿Por qué mereció tanto espacio?

LM: Porque los galgos son una raza muy castigada con unas patas bárbaras, lo que hace que su mayor virtud sea su condena porque los esclavizan para hacerlos correr o para cazar. Por suerte ahora se puso de moda adoptarlos para librarlos de esa situación que, aunque se prohibieron las carreras, sigue funcionando en la ilegalidad.

T: ¿Puede verse a “Pocas pulgas” como una versión actual de “El Portal de las Mascotas” (2001-2006)?

LM: Era otra época y otra tele. Lo que hacía (Raúl) Portal era espectacular por los reencuentros que eran en vivo y súper emotivo, pero lo nuestro cuenta con toda una concientización y una evolución.

T: ¿De qué manera se expresa esa evolución de la sociedad en la temática?

LM: En comprender, por ejemplo, que uno no es el “dueño de una mascota”, sino alguien con quien uno elige compartir la vida y en dos lemas que tenemos en “Pocas pulgas” y que nos ligan como muchas organizaciones que trabajan la temática que son “Adoptá y no compres” y “No al maltrato animal”. Las dos consignas tienen que ver con que en Buenos Aires los perros y gatos callejeros superan la cifra de 6 millones (según datos del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires) y en el país ese número llega a casi 20 millones de animales.

T: ¿Hay un problema de legislación para tener semejantes cifras?

LM: Sin duda. Tenemos problemas con la justicia, con la política y con la ley. Por un lado la ley de maltrato animal es muy endeble, cualquiera mata un perro y no pasa un día preso o recibe una multa nada onerosa. Por el otro no se ejecutan los presupuestos para zoonosis ni existe un plan de castración fuerte y consciente. Evidentemente falta más acción y más compromiso y para eso y para lograr activismo también está “Pocas pulgas” en televisión.

T; Además de “Pocas pulgas”, ¿cómo viene tu actividad para 2022?

LM: Seguir trabajando con la NBA para Latinoamérica y con tres viajes previstos para ello: el Juego de las Estrellas, una entrevista en Denver con Facundo Campazzo y para la final en junio. Mi continuidad como conductor y comentarista en ESPN, la posibilidad de ver cómo sigue la cosa en América y un podcast para YouTube, Instagram y Spotify con Fabricio Oberto que se volvió a San Antonio donde podemos hablar con deportistas o con sus amigos de la música, sean Pearl Jam o Diego Torres.

(Télam)