(Por Sergio Arboleya) Las comediantes Malena Guinzburg, Connie Ballarini, Natalia Carulias y Fernanda Metili son las protagonistas de "Las chicas de la culpa", un fenómeno que crece y se expande tanto de manera presencial como por streaming con funciones que son siempre únicas y que, debido al sostenido suceso, planea expandirse hacia otros formatos.

"Esta propuesta aporta algo que nunca se hizo: mostrar genuinamente una juntada con amigas cuando antes, en televisión, teatro y cine siempre se mostró 'la juntada de hombres'. Acá somos un grupo de amigas de verdad que hablan y juegan frente al público", destaca Metili en comunicación con Télam.

En esa línea, Guinzburg aporta a esta agencia que "se trata de una mirada de cuatro minas muy distintas que congeniamos y hablamos de cosas que antes ni siquiera compartíamos con nuestras amigas. Y cada vez hablamos un poco más".

"Las chicas de la culpa" ofrece funciones presenciales los viernes a las 21 en la sala Pablo Neruda del porteño Paseo La Plaza y también se replica por streaming en una iniciativa que sus propias hacedoras vinculan a una experiencia de carácter televisivo donde cada semana van modificándose las temáticas.

Además, la fórmula incluye propuestas a juegos diseñadas por Fernando Sanjiao y la inclusión de música que invita al baile y redondea un cóctel irreverente.

"Siento que hacemos un programa de televisión llevado al teatro y, en ese sentido, es algo que vino para quedarse porque nos ven en todo el país y desde otros países y grupos de amigas y de amigos se juntan a verlo y no se pierden ninguna transmisión", asegura Carulias a Télam.

Mientras que Ballarini atribuye la versatilidad del grupo a su propio recorrido y repasa: "Nos conocemos del mundo del stand up y luego llegamos a un ciclo de televisión como 'La culpa es de Colón' y aunque después quedó en la nada, empezamos con un streaming lanzándonos desde la autogestión. Luego Diego Scott nos propuso la idea de hacer teatro y lo adaptamos pero sin perder la impronta de hacer un show distinto todas las semanas".

Es que el hilarante cuarteto que se conoció trabajando conjuntamente en 2017 para "La culpa es de Colón", que se emitió por la señal de cable Comedy Central (en un principio con Dalia Gutmann como presentadora), forjó desde entonces una química que estalla en la platea teatral pero cuya onda expansiva traspasa las pantallas del online.

"Laburamos en equipo y pensamos a la comedia como una jugada. Nos acoplamos de una manera que es hermosa y natural por el respeto y la admiración que nos tenemos y entonces, además, nos divertimos y estamos jugando", subraya Ballarini a Télam.

Con idéntico espíritu, sus compañeras añaden más señales de ese lazo creativo y personal. Metili asegura que "compartimos trabajo, pasión y dedicación, pero también las tristezas del día a día, las charlas de lo cotidiano y los abrazos en silencio que a veces solo te da la amistad", a lo que Guinzburg suma: "Este es el momento de romance pleno entre nosotras, con una unión y un compañerismo que es hermoso".


Télam: ¿A que atribuyen el suceso de "Las chicas de la culpa"?

Malena Guinzbug: El suceso tiene que ver con que la autenticidad que percibe la gente que nos está viendo a un grupo de amigas y la gente se siente parte por espiar esa previa de amigas. Nos queremos, nos respetamos, no competimos y sumamos entre nosotras.

Natalia Carulias: Como todo suceso no tiene mucha explicación. Pero creo que la clave del éxito es que somos nosotras, un grupo de comediantes y amigas que juntas se potencian.

T: ¿Cuánto impacta el auge de los feminismos en el espíritu de lo que hacen?

MG: "Las chicas de la culpa" es la obra más feminista que hay sin por ello tener una bajada de línea o una doctrina o usar el pañuelo verde aunque todas estemos de acuerdo con eso. Hablamos de temas que antes eran de hombres como el sexo, la paja, el porno, los pedos, la cata y lo hacemos con naturalidad y sin forzarlo y esa es la muestra mayor de que las mujeres tenemos los mismos derechos y podemos hablar de lo que querramos.

Connie Ballarini: Somos mujeres haciendo lo que se nos canta, sin filtros, siendo súper feministas sin estar bajando línea sino poniéndolo en acción.

T: En tiempos de aparente corrección política y con la modalidad de la cancelación ¿es más difícil hacer humor o el humor es el mejor antídoto para enfrentar el contexto?

NC: Siempre el humor es el mejor antídoto para todo, pero igual está muy bien hacer una revisión de lo que ya no es gracioso. Definitivamente se puede hacer humor con todo, pero lo esencial es que tiene que ser gracioso.

Fernanda Metili: Para mí el humor siempre es el mejor antídoto para enfrentar cualquier cosa, desde la muerte hasta una situación incómoda. Y así lo asumimos nosotras.

T: ¿Tienen proyectos ligados a esta exitosa experiencia de a cuatro?

FM: ¡Sí! Estamos teniendo encuentros creativos con la talentosa Adriana Lorenzón, guionista de grandes éxitos argentinos, para darle forma y realidad a la serie de "Las chicas de la culpa".

MG: A eso le agregaría que también estamos planeando hacer cosas en TV y, ojalá, en distintos formatos. Ya somos una marca y quiero trabajar con ellas toda la vida. (Télam)