La cantante argentina La Joaqui lanzará mañana su nueva canción "Experiencia", en la que retoma su raíz rapera y afina su ‘flow’, ya que en charla con Télam confesó que tiene "en mente" participar de la edición 2021 de la madre de todas las competencias de freestyle en español, la Red Bull Batalla de los Gallos.

Joaquinha Lerena nació en Mar del Plata, vivió su infancia en Costa Rica, y volvió a la Argentina en su adolescencia, desde cuando comenzó a recorrer el circuito de batallas de las plazas de la Ciudad de Buenos Aires y el GBA, hasta que llegó a participar en la Red Bull de 2014 y de años posteriores.

En 2017 se reunió con su amiga Cazzu y sacudieron la entonces machista escena de la música urbana con la canción "Ay Papi", que tiene 14 millones de visitas y llevó a que se ganaran el respeto de todos.

La Joaqui se hizo un nombre con canciones como "Perdón mami por mi vida loca", "Maldita Bendita", "Más mala yo", "No quiero nada" y "Llamalo como quieras". Mientras recorría ese camino, en su vida apareció Sebastián Ortega, quien la convocó para la segunda temporada de "El Marginal" donde encarno a Mecha, la pareja de Diosito (Nicolás Furtado).

En 2020 editó las canciones "Fobia", "Gangster" y "90´s", en las que recuperó su estirpe rapera, su gusto por Tupac, Nelly y Big L, entre otros, y grabó junto a su banda la sesión en vivo "White Room".

En la previa del lanzamiento de su nuevo sencillo, disponible mañana en plataformas, que anticipará su próximo disco, la artista conversó con Télam:


Télam: En "Experiencia" retomás tu postura rapera, hay mucho de bajada de línea al estilo batalla de gallos.

La Joaqui: Sí, un poco, busqué resaltar las técnicas y el flow del tema como para darle ese sonido ‘old school’ con un beat más nuevo que mantiene esa línea del boom bap con un sonido más fresco. La letra también se va creando en base a la técnica que vas usando, te va dando temáticas para desarrollar. Me gusta mucho desarrollar temáticas sociales; aunque parezca a veces superficial estoy generando sarcasmo. Capaz es un tema que parece ser de amor pero habla de toxicidad o violencia.

T: ¿Este regreso tiene que ver algo con esas referencias en tu Instagram a Red Bull? ¿Hay propuestas para volver a participar de competencias de freestyle?

J: Sí, totalmente. De hecho, veníamos abarcando un montón la rama del rap para ir refrescando la cancha, porque tenemos en mente volver. Voy a volver porque siento que cuando habíamos ido mi nivel era totalmente básico y que se tuvo un crecimiento bárbaro. Ahora que entiendo un montón más las perspectivas y que se ha deconstruido el mundo hay cosas que ya no van a ser un ataque y que puedo utilizar a mi favor. Me interesa un montón competir bajo esta circunstancia donde ya hay insultos que no son insultos. Lo básico, que a una mujer le digan "puta" o "te encamaste con tal" que antes eran clichés súper explosivos y ahora son armas de doble filo que podés usar a tu favor.

T: ¿Cómo van a sonar las canciones que van a suceder a "Experiencia"?

J: Nunca me encasillo en un género. Poder generar contenido del sonido que me vaya gustando va muy acompañado de mis emociones. Si me levanto muy eufórica no voy a querer hacer una balada o un blues, pero tal vez en otro estado de ánimo sí. De hecho, ahora estamos creando un contenido que sé que va a generar expectativas altísimas que es muy de la onda de Amy Winehouse tratando de mantener mi línea. Es una canción sobre esta situación melancólica medio de toxicidad amorosa romantizada al máximo. Es como cantar algo dulce con una voz súper triste, generar ese contrapunto que es lo que hace que una cosa resalte sobre la otra. Es un featuring que sé que va a encantar, uno de mis ases de póker bajo la manga. En estos días vamos a estar filmando con otro artista mayor que es otra revolución del underground. Siempre que surge un artista nuevo es muy importante generar una conexión con él. Queremos crear arte y demostrar que no todos son delincuentes. Es como este revuelo que se generó con la muerte de Maradona que mucha gente no comprendía por qué tantas mujeres con una ideología lo avalaban y es esto, era lo que él representaba socialmente de que gente que viene de la nada puede obtener todo.

T: Te juntaste con Cazzu, y con Mechi Pieretti para grabar un remix de "Solita". ¿Cómo fue volver a trabajar con ellas y sentir la repercusión que tuvo?

J: Trabajar con amigos siempre tiene su toque especial. Yo, de hecho, soy partidaria de trabajar por vínculos especiales. Al vínculo ser real se transmite algo real, es como que te conocés, te abarcás y te avalás, sabés lo que quiere transmitir el otro y no es un impulso. Tenía bastante asimilada la repercusión que iba a tener el tema por lo que simboliza y habla; es muy tabú que la mujer hable de lo que le gusta porque en general hablamos de lo que sabemos que un hombre quiere escuchar. Incluso en mi composición lo he pensado así, "¿qué le gustaría a un hombre que le diga?". Crear esta canción me hizo notar un montón de cuartos muy cerrados que tenía en mi cabecita.

T: Es el tema del tabú arcaico de imponerle a una mujer que no puede hablar de su sexualidad en público.

J: Las mujeres hablamos abiertamente de la sexualidad pero entre nosotras, en una reunión de chicas. Este era un mensaje para transmitir al género masculino. Entre nosotras nos hablamos pero tal vez a tu pareja no te animás a decirle las cosas. La canción está utilizando una comunicación sexual para transmitir eso porque es lo que genera más impacto, pero pasa en lo emocional también.

T: ¿Sentís que en 2020 las mujeres volvieron a marcar fuerte la escena de la música urbana?

J: Sí, yo creo que ya se generó un hincapié de que los artistas masculinos tienen que competir con las femeninas. Antes era matarse entre las mujeres y ahora no, las artistas femeninas pelean codo a codo con los masculinos también. (Télam)