Carlos “La Mona” Jiménez brindó anoche el show de cierre de la décima jornada de la “Fiesta Nacional de la Noche Más Larga” en la ciudad de Ushuaia, y demostró por qué sigue siendo el mayor ícono nacional de la música cuartetera.

Jiménez se asomó al escenario del polideportivo municipal “José Cochocho Vargas” pasadas las 21.30 para darle el broche de oro a la anteúltima velada del evento de más de mil artistas y diez géneros musicales organizado por el municipio local para darle la bienvenida al invierno en el Fin del Mundo.

Vestido con una capa plateada y al ritmo de su popular hit “Beso a beso”, La Mona empezó un recital repleto de energía complementado con la verdadera devoción que sus fanáticos le prodigan en cualquier circunstancia.

Es que Jiménez armó un revuelo desde el avión que lo trasladó a Ushuaia, donde le cantó a los pasajeros y los videos de ese momento se volvieron virales, hasta su arribo a Tierra del Fuego donde fue recibido por fanáticos en el aeropuerto, incluyendo un encuentro con el intendente Walter Vuoto en el que ambos terminaron cantando y bailando cuarteto.

Sobre el escenario, mientras pasaban canciones como “Muchacho de barrio”, “Ramito de violetas” y “Goma de mascar” el artista logró lo de siempre: que hinchas de los principales clubes de fútbol de Córdoba, como Talleres, Belgrano, Instituto y Racing convivieran pacíficamente, mezclados con otros cientos sin identificación futbolera pero obnubilados por las interpretaciones y por el inigualable carisma del ícono cordobés.

“Momento, vamos a hacer un censo: ¿Cuántos vinieron de Córdoba? Levanten la mano”, preguntó Jiménez durante el recital, asombrado por la cantidad de asistentes que habían llegado en micros, viajando más de tres mil kilómetros en invierno y pasando por Chile, solamente para presenciar su actuación.

“Despierta corazón”, “Me muero por ella” y el clásico “Me mata” continuaron la catarata de hits que “La Mona” desplegó en escena durante un show en el que fue acompañado por una docena de músicos.

Con nieve en las calles y una sensación térmica de siete grados bajo cero, el cuartetero logró que un puñado de seguidores se quitara hasta la remera para agitarla en su honor, mientras otros arrojaban agua o desplegaban banderas con el nombre de barrios o localidades a los que Jiménez saludó uno por uno, en otro tramo característico de sus presentaciones.

La “Noche Más Larga”, que alude al momento del año en que el día tiene menos tiempo de luz solar, lo que en Tierra del Fuego (debido a su ubicación geográfica) se traduce en jornadas donde amanece cerca de las 10 de la mañana y oscurece poco después de las 17, concluirá hoy con la actuación de “Divididos”, la legendaria banda de rock nacional.

El 21 de junio, considerado el día más corto del año, y por lo tanto la “Noche Más Larga”, celebra la llegada de la temporada invernal y también el consecuente alargamiento de las horas de luz solar a partir de entonces.

La fiesta fueguina acaba de ser reconocida con la Marca País que otorga el Ministerio de Turismo, y en la presente edición está siendo transmitida en vivo por diferentes plataformas. (Télam)