La industria audiovisual hollywoodense no es la misma luego del efecto arrasador que tuvieron tanto el ingreso de numerosas plataformas de streaming como la pandemia, que dejó las salas de cine vacías durante casi dos años, pero para Axel Kuschevatzky ya hay signos que permiten ahuyentar augurios tenebrosos para el séptimo arte.

“El cine siempre tiene algo mágico, las transiciones y los cambios lo obligan a repensarse, pero nunca lo aniquilan”, propuso en charla con esta agencia el productor y comunicador, quien aseguró que la industria vive ahora “un momento muy transicional".

2Desde este boom que hubo hace un par de años donde parecía que todo eran series y todo iba a las plataformas y nada más iba a ir al cine, la verdad que estamos en un momento donde de nuevo las taquillas se está recuperando, los ingresos que generan las salas son cada vez mayores, las plataformas ya no quieren hacer seis temporadas cuando la primera temporada no le funciona como esperaban", amplió.

Para Kuschevatzky esta fase de la producción y distribución audiovisual, signada por la lenta recomposición de las taquillas de la mano de los "tanques", por una sobresaturación de oferta en el streaming y conglomerados que comienzan a recalcular costos luego de crecer más lento de lo que proyectaron, marca que hay "una serie de creencias que se fracturan".

"Yo creo que al cine no lo mató la tele, al cine no lo mató el video, al cine no lo mató internet, al cine no lo mataron los streamers; el cine tiene una potencia propia porque es un hecho social, que lo pone en lugar diferente", apuntó. (Télam)