La actriz mexicana Karol Sevilla aseguró a Télam que apoyaba "cien por ciento" al movimiento feminista de Argentina, a la que considera su "segunda casa" tras haber pasado cuatro años durante las grabaciones de "Soy Luna".

"Sigo a varias artistas colegas de Argentina y he estado un poco al corriente. Si voy a opinar de algo es porque tengo las bases y los fundamentos suficientes para hablar, pero apoyo cien por ciento. Las mujeres somos capaces de un montón de cosas, somos capaces de luchar por lo que queremos. Somos capaces de tener cualquier trabajo. Hay que hacer lo mejor posible para poder cambiar este tipo de cosas. Si nos juntamos, estamos unidos y nos agarramos todos de la mano creo que podemos cambiar un montón de cosas", sostuvo la artista.

En el marco del lanzamiento de una nueva campaña de Disney inspirada en sus princesas animadas, Sevilla sostuvo que esos personajes "ayudan a saber que uno puede pasar todo esto con esfuerzo" y "siempre con la frente en alto y siguiendo para adelante".

Télam: ¿Qué recuerdos te quedaron de la Argentina?

Karol Sevilla: La considero mi segunda casa. Es un país tan bonito que me abrió sus puertas, donde me recibieron muy bien y nunca me sentí mal ni sentí rechazo. También hay una realidad; que llegué con quince años, sin saber nada, y de repente me encontré con un país diferente al mío, con una cultura totalmente diferente. Llegar y aprender de ese tipo de cosas fue difícil, pero la verdad es que también me enseñó muchas cosas. Yo me llevé mucho de mi paso por la Argentina, a donde tengo muchas ganas de regresar. Ojalá que todo esto termine para poder volver y estar ahí, visitar amigos y salir a comer a los lugares adonde iba. Admiro mucho a los artistas argentinos, porque son muy talentosos de verdad.

T: Estuviste haciendo algunos algunos encuentros virtuales con tus fanáticos durante la pandemia de coronavirus. ¿Cómo te resulta esa interacción con el público?

KS: Uso las redes sociales para mandar mensajes; no las uso para hacer comerciales. Trato de que sean lo más limpias posibles y que cada vez que hago un live, siempre termine con un mensaje y con una charla de amiga a amiga y no de artista a fan. Una amiga que le cuenta a la otra sus experiencias. Hay muchas fans, chicas, niñas y niños que me mandan mensajes por mis redes sociales, que trato de contestar. Y me cuentan sobre su vida, sobre cómo pasan sus días. Hace poco, estaba escuchando a una fan que había terminado con su novio. Eran como veinte audios y, de repente, al tercer día ya me estaba diciendo que estaba súper bien de vuelta entre ellos. Y me causó mucha risa, aunque le pedí disculpas por contestarle un poco tarde.

T: ¿Qué tiene de especial el público juvenil y por qué lo elegís como tu favorito?

KS: Porque es un público muy honesto. La verdad es que yo lo veo en las redes sociales. De repente hay algo que hago y me ponen "no me gustó, horrible". Es como "¡ay!" porque no tienen filtro; y eso es lo que más me gusta, que son sinceros. También me gusta sentir que yo también estoy creciendo con ellos y pasando por esas mismas cosas. (Télam)