Como ocurre con los grandes acontecimientos de la humanidad, millones de personas recuerdan aún cómo se enteraron del asesinato de John Lennon y de qué manera los impactó la noticia.

A pedido de Télam, artista de distintas edades y estilos musicales compartieron las sensaciones que los atravesaron aquel diciembre de 1980.

RODOLFO GARCÍA: "El día que mataron a Lennon nosotros estábamos en plena gira de Almendra, cuando hicimos la reunión del año 79/80. Ese día teníamos que viajar a una provincia -no recuerdo cual- y había que estar muy temprano en el aeroparque, así que me levanté, me duché, agarré mi bolso y fui para el aeroparque. Estábamos ahí esperando juntarnos todos los que teníamos que viajar y faltaba El Flaco (Luis Alberto Spinetta). Ninguno sabía nada. De repente llegó un auto con Alberto Ohanián, que era nuestro representante y organizador de la gira, y El Flaco. La cara del Flaco, absolutamente desencajada. Lo primero que pensamos es que le había pasado algo personal, serio. Fue lo que le preguntamos: `¿Qué te anda pasando?´ Y nos dijo: `¿Qué? ¿No saben nada? Mataron a Lennon´. Decir que fue un balde de agua fría es poca cosa. Fue como si nos hubieran anunciado la muerte de nuestros padres. No menos que eso. Quedamos partidos al medio todos. Fue un día negrísimo para todos nosotros. No me voy a olvidar nunca".

HUGO FATTORUSO: "Estábamos tocando en Atlanta, en el UpTown Café, Gary `El Búho´ Gazaway, Osvaldo y yo. El Búho en el escenario manejaba un televisor de 12 pulgadas blanco y negro. Tocábamos con ese trío llamado The Employes música de avanzada, digamos. Como parte del show, El Búho cambiaba el horizontal de la tele para que la imagen subiese o bajase, tocaba la perilla de contraste, la del vertical, en fin. Las imágenes eran, como imaginarán, tipo caóticas, con el volumen en 0. Al tocar, mirábamos el televisor en esas partes del tema en que Gary lo manipulaba. En esos saltos de la imagen de abajo hacia arriba pudimos ver escrito John Lennon y una ambulancia, camillas, policías. Paramos de tocar y Gary centró el televisor. Ahí presenciamos todo eso".

ANTONIO BIRABENT: "Cuando murió Lennon, yo vivía en España. Iba a un colegio primario que se llamaba José Ortega y Gasset, en el barrio de Tetuán, y nos enteramos en el recreo. No tenía mucha idea de quien era Lennon realmente, pero me acuerdo que se armó ahí un batifondo y había una conmoción, más que nada entre los alumnos y los alumnos más grandes. Me acuerdo de la muerte de Lennon más por lo colegial que por su muerte. A él lo recuerdo por las canciones".

RAÚL PORCHETTO: "Recuerdo que era un día muy lindo. Me levanté y fui al balcón. Puse la radio, que Badía tenía un programa, y al escuchar la noticia quedé paralizado porque, Los Beatles en general, pero particularmente con la postura que tenía Lennon como artista, me sentía identificado. Con su trabajo por la paz, su postura anti-sistema, anti-industria. Para mí era un símbolo de paz, como dice Charly. Me quedé duro. Lo único que atiné fue a volver a bajar la persiana y quedarme a oscuras frente a uno de esos viejos combinados escuchando la radio. No podía salir del shock. Me parecía increíble porque uno cree que esas personas no mueren, te van a acompañar toda la vida. Aparte, eso que los pacifistas parecieran que tienen que terminar siempre de la misma forma. Es muy llamativo". (Télam)