El dibujante, editor y productor español Manuel García Ferré, instalado en la Argentina desde sus 17 años y figura clave en la animación de la pantalla nacional, es homenajeado a ocho años de su fallecimiento con algunos de sus trabajos en la edición 22 del Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici).

La obra de un clásico argentino como Manuel García Ferré es objeto de un “Foco” muy especial: se puede ver -y descubrir, quienes se acerquen por primera vez- películas como “Trapito” o “Ico, el caballito valiente”, o, como este domingo a las 19 en el Museo Sívori, capítulos de “Las aventuras de Hijitus” y curiosidades publicitarias.

García Ferré, autor de “Hijitus”, la primera serie televisiva de dibujos animados de la Argentina y la más exitosa de América latina en toda su historia, llegó al país en 1947, procedente de Almería, España -donde había nacido en 1929-, para transformarse por voluntad y destino en creador de célebres personajes de la pantalla chica, la grande y la gráfica, como Anteojito, Trapito, el Profesor Neurus y Larguirucho, entre muchos otros.

El futuro ilustrador trabajaría inicialmente en agencias publicitarias para costear sus estudios en la Facultad de Arquitectura de la UBA, al tiempo que garabateaba sus primeros dibujos y los ofrecía en varias revistas.

Pero fue en 1952 cuando la revista Billiken, histórica publicación infantil, aceptó su personaje "Pi-Pío", un pajarito que vivía en el pueblo imaginario de Villa Leoncia, donde luego aparecerían también sus personajes más emblemáticos, que comenzó su ascenso profesional.

Luego de asentarse en el mundo editorial infantil, donde también se popularizó con “Anteojito” –editada entre 1964 y 2001 y fue una seria competidora de Billiken-, García Ferré comenzó a incursionar en la pantalla chica.

Así, en 1967 sus criaturas dejaban el papel para poblar la televisión con “Hijitus” como emblema, un simpático superhéroe poseedor de un sombrero mágico que le daba superpoderes, que se transmitió diariamente por Canal 13 hasta 1974.

Por entonces también salía al aire Petete, el del “Libro gordo”, un personaje enciclopédico corpóreo (gomaespuma), que actuaba junto a la actriz Gachi Ferrari y le hacía competencia al Topo Gigio y que, ya dibujado, participó en el largo “Petete y Trapito” (1975) y en una escena de “Manuelita” (1999), basada en la canción de María Elena Walsh, que vendió más de dos millones de tickets en las salas pero fue muy maltratada por la crítica.

Sus títulos como director y guionista en el cine fueron “Mil intentos y un invento” (1972), “Las aventuras de Hijitus” (1973), “Petete y Trapito” (1975), “Ico, el caballito valiente” (1987), “Manuelita” (1999), “Corazón, las alegrías de Pantriste” (2000) y “Soledad y Larguirucho” (2012).

García Ferré falleció por complicaciones quirúrgicas en el barrio porteño de Recoleta, el 28 de marzo de 2013. (Télam)