“The Nevers”, serie dramática que combina el relato de época y las historias de corte sobrenatural, se estrenará este domingo a las 22 por la señal premium HBO y la plataforma HBO GO, en una nueva apuesta del gigante audiovisual por las producciones de fantasía de alto nivel de factura técnica.

Será el primero de los seis episodios que componen la primera parte de la primera temporada, que además tendrá pantalla en el segmento Hora H del resto de los canales de WarnerMedia: el martes 13 a las 22 por Space, el miércoles 14 a las 22 por TNT, el viernes 16 a las 0.30 por Warner Channel y el sábado 17 a las 23 por TNT Series.

En permanente búsqueda por encontrar el título que llene el vació que supo ocupar “Game of Thrones”, que se convirtió en un fenómeno de masas, HBO puso en pantalla series que, la mayoría de las veces con éxito, apelan fuerte a la ciencia ficción o a lo fantástico.

“Westworld”, “Watchmen”, “His Dark Materials”, “Lovecraft Country” y hasta la noruega “Beforeigners” llenan la cuota del género que los televidentes demandan, y que ahora sumará a “The Nevers”.

Ambientada en la Londres de agosto de 1896, en plena era victoriana, la serie presenta una sociedad conmocionada por un fenómeno sobrenatural que da a determinadas personas, sobre todo a mujeres, habilidades inusuales que van en un rango de lo encantador hasta lo perturbador.

Todas las personas que forman parte del grupo con esos “dones” corren inmediatamente peligro y serán duramente perseguidas.

En ese contexto, Amalia True (Laura Donnelly), una viuda misteriosa e impulsiva, y Penance Adair (Ann Skelly), una joven y brillante inventora, se encomendarán a la misión de proteger y refugiar a los fugitivos y a enfrentar a las fuerzas brutales decididas a aniquilar a su especie.

Esta primera tanda de seis capítulos de la serie, con un elenco integrado además por Olivia Williams, James Norton, Tom Riley, Pip Torrens, Ben Chaplin, Nick Frost y Denis O’Hare, entre otros, tiene guion y producción ejecutiva de Joss Whedon (“Avengers”, “Buffy, la cazavampiros”), quien además dirigió la mitad de los episodios.

El neoyorquino, sin embargo, no estará involucrado en la segunda parte, luego de la polémica generada en los últimos meses por maltratos que diversos intérpretes de otros de sus trabajos aseguraron haber sufrido en el set. (Télam)