El rockero Andrés Giménez anunció que el súper grupo latinoamericano De la Tierra entrará a grabar su nuevo disco en enero, tras la postergación sufrida por la pandemia de coronavirus, y que en el segundo trimestre del 2021 volverá a estudios para editar nuevo material con su banda A.N.I.M.A.L.

Con De la Tierra, el conjunto formado en 2014 y que completan el guitarrista brasileño Andreas Kisser (Sepultura), el bajista puertorriqueño Harold Hopkins (Puya) y el baterista cubano-mexicano Alex González (Maná), lanzó en octubre la balada "Distintos", un adelanto del disco que no pudo grabar este año debido a la pandemia.

"Íbamos a grabar el disco en mayo. En enero en Miami estuvimos ensayando todas las canciones que ya habíamos compuesto, pero con la pandemia salió esta idea de adelantar por lo menos un corte del disco que la teníamos compuesta hace más de dos años y medio atrás y que nos pareció buenísima para este momento que estamos viviendo", contó Giménez a Télam.

El cantante y guitarrista destacó que "Distintos" "muestra otro lado de De la Tierra": "Un lado musical que hasta el momento no habíamos mostrado y que plasmamos en un registro que debimos realizar por separado".

Pero más allá de esa muestra de cara a lo que será el tercer disco del cuarteto, el argentino también planea profundizar el andar de A.N.I.M.A.L., trío que en su nueva etapa desde 2015 volvió a unirlo a Cristian Lapolla (bajo y voz) y Marcelo Castro (batería) y que en 2018 explicó su regreso con el álbum "Una razón para seguir".

Télam: ¿Cómo fue el manejo del tempo para "Distintos"?

Andrés Giménez: Estamos trabajando mucho eso que a veces nace desde el bajo y el riff de guitarra interpretado de otra manera. Por ahí este primer sencillo sea regrabado para estar a tono con el resto del disco que es súper pesado, pero eso no quita que estemos tratando de mostrar otra faceta, de abrir otras puertas. Está bueno poder llevar eso a lo que es la música nuestra, al metal, y creo que eso va a funcionar muy bien. En esta canción, básicamente, la fusión de todo eso está, se nota. Vos escuchás esta canción y más allá de que esté tocada con una guitarra española, tiene una raíz bien marcada de lo que es el folclore latinoamericano, desde la batería, la forma de tocar el bajo y la forma de cantar también. Eso nos abre la posibilidad de seguir haciendo cosas como estas y no repetir fórmulas.

T: De la Tierra es una banda que habla mucho en defensa de los pueblos originarios y del medioambiente. ¿Eso se metió en las letras?

AG: Sin dudas porque es imposible hoy en día en el mundo que estamos viviendo y más en el mundo latinoamericano que estamos viviendo no hacerse eco de lo que está sucediendo. Creo que no podemos dejar de decir lo que sentimos como parte del pueblo, la injusticia es injusticia y lo justo es justo. Lo malo es malo y lo bueno es bueno, eso no lo va a cambiar nadie. No hay nada que lo pueda tapar, es como querer tapar el sol con tu dedo, lo podés tapar un ratito pero el sol está ahí. Lo que está sucediendo hoy en día en toda Latinoamérica a partir también de lo que está pasando con esta pandemia, porque esta pandemia agudizó todos los problemas que veníamos por ahí no queriendo ver.

T: ¿En estos meses pudiste hacer cosas con A.N.I.M.A.L.?

AG: Estoy componiendo mucho para hacer un disco con A.N.I.M.A.L. que seguramente grabemos entre marzo y abril. La verdad que por un lado es como que estar un año sin tocar te da ganas, pero también parar un poco la pelota, mirar el panorama y tener el tiempo para sentarte a componer y ver otras cosas también es interesante. Yo soy una persona que trata de ver las cosas para el lado positivo, creo que de todo se aprende y de todo tengo que sacar algo que me nutra de conocimiento y de positivismo y de lucha y de sueños.

T: ¿Esa pulsión también te lleva a otras búsquedas musicales?

AG: Creo que van a venir buenas cosas para A.N.I.M.A.L., para De la Tierra, pero además estoy pensando en hacer un disco de folclore, de tango, cosas que nunca había hecho. Y se trata de un trabajo que quiero hacer yo solo, fuera de esos emprendimientos grupales. Creo que es un momento de hurgarse uno mismo, de descubrirse y redescubrirse y de ahí sacar cosas para los proyectos que uno tenga. Es un buen momento para dedicarse. (Télam)