El cantante y compositor Ezequiel Borra presenta este domingo 9 a las 19 en la Sala Argentina del Centro Cultural Kirchner "Vuele bajo", un concierto en el que visita la música y la personalidad de Facundo Cabral, cantando canciones pero también contando anécdotas de vida e ideas y mensajes de quien fue uno de los más inspirados y particulares personajes de la música popular argentina, fallecido trágicamente en 2011 en la ciudad de Guatemala.

Borra desarrolló un profundo trabajo inmersivo en las canciones, shows, entrevistas y textos de Cabral, a quien define como "un curador a través del que llegué a un montón de gente muy diversa como Chopin, Bernard Shaw, la Madre Teresa de Calcuta o Gandhi".

La presentación de Borra se desarrolla en el marco del ciclo Música Argentina para el Mundo, que tendrá entre otros a Silvia Gómez (el sábado 8), Paula Maffia (jueves 13), Ignacio Montoya Carlotto Septeto (viernes 14), Pablo Dacal (domingo 16), Juana Molina (domingo 23), Astillero (jueves 27) y Lucio Mantel (domingo 30), siempre en la Sala Argentina (a excepción de Molina que irá al Auditorio Nacional) del Centro Cultural Kirchner.

"A Cabral lo escucho desde antes de nacer, lo tengo en la sangre como una suerte de abuelo o tío; mi vieja y mi viejo eran fans y mi mamá me cantaba canciones de Cabral para dormir, de modo que este homenaje que voy a hacer es una idea que tengo hace mucho tiempo", cuenta Borra sobre el concierto, en el que cantará canciones de Cabral pero que tendrá también "algo de charla TED".

"Para mí, Cabral es un faro, es un tipo que quieren en todo el mundo y que dejó una palabra y unas canciones muy profundas con un mensaje que le viene bien a cualquiera y que combina la sabiduría y lo popular; fue una especie de atorrante, un vagabundo, un intelectual esotérico con el que siempre me identifiqué", cuenta el músico que vive actualmente en Sierras Chicas, en Córdoba.

Sobre la dinámica que tendrá el homenaje, Borra, que registró discos como "Lo peor" (2015) y "Tremendo el sol" (2018) y que en 2021 subió a plataformas las canciones "Al oírla cantar", "Por dentro y por fuera", "Mirará" y "Destino trocado", entre otras, contó que tendrá algo de "unipersonal".

Click to enlarge
A fallback.

"Estoy yo solo en el escenario hablando de Cabral con mis palabras y cada tanto llego a la mitad del escenario y canto alguna canción de él; es un poco parecido a los conciertos de él que eran mitad hablados y mitad cantados", resume.

Borra aclara: "Cuando hablo son cosas que escribí yo donde voy relacionando el mensaje de Cabral con una cantidad de gente que es la gente que él citaba, puedo leer un poema de Walt Whitman o un texto de García Márquez, cuento anécdotas que Cabral contaba, lo cito bastante, es como una Charla TED porque hablo con mis palabras de lo que me parece que está bueno retomar de él, lo que él nos dio a través de sus discos, entrevistas, libros, rescatando siempre el mensaje de alegría y libertad que nos dejó".

"Vuele bajo", primera composición propia de Cabral y que da título al espectáculo y su conocidísima "No soy de aquí ni soy de allá", de repercusiones mundiales, son algunas de las canciones que a guitarra y voz interpretará Borra en el concierto del domingo.

"Cuando Cabral arranca su recorrido, con el Indio Gasparino (nombre artístico que se dio a sí mismo) era bastante punk -cuenta Borra-. Estaba en contra de toda institución, de la familia incluso, con el paso del tiempo se volvió más tierno y logró transmitir su mensaje de manera más amorosa, porque en definitiva su mensaje siempre fue de amor, a veces relacionado con el cristianismo pero con una perspectiva en realidad mucho más amplia, que estaba más allá de un camino específico, Cabral hablaba de cristianismo pero también de sufismo, de taoísmo, de judaísmo, de islamismo, se sentía parte de todo", relata Borra armando el semblante de un personaje de múltiples aristas.

Consultado sobre su percepción de cómo repercute Cabral en la actualidad, Borra remarca que la información hoy en día no es confiable y no puede ser objetiva.

"Cada uno está en su pompa de jabón, hoy hay que desconfiar de la información que te llega porque a todos nos llega una información diseñada para cada uno, con los algoritmos y las búsquedas que cada uno realiza; yo, que sigo la película de Cabral, recibo noticias de él permanentemente y todo el tiempo lo estoy actualizándolo en mi vida", sostiene.

"Me parece -agrega- que es una voz que es planetaria, cósmica y va a seguir atravesando generaciones con un mensaje muy claro y muy popular que está más allá de las modas; Cabral trae su mensaje de más allá y tiene que ver con una palabra depurada de caminos religiosos y maestros, es un repetidor que logró sintetizar cosas muy profundas de manera increíble". (Télam)