Entidades representativas del cine apoyaron hoy el proyecto presentado por un grupo de diputados para extender hasta 2072 la ley que regula los gravámenes que conforman el Fondo de Fomento Cinematográfico.

"Apoyamos el proyecto de ley de los Diputados de la Nación José Pablo Carro, Walter Correa, Mónica Macha, Germán Martínez y María Carolina Moisés para extender hasta el 31 de Diciembre de 2022 la vigencia de las asignaciones específicas previstas", señalaron Argentores, DAC, Apima y PCI en un comunicado conjunto.

El texto de los legisladores apunta a correr la fecha de caducidad del 1 de enero de 2023 de los ingresos del Incaa (10% de cada entrada de cine, venta o alquiler de películas en DVD y Blu-Ray más 25% de lo recaudado por el ENACOM en impuestos a la TV abierta y por cable) y que, según una norma sancionada en 2017, pasarían a Rentas Generales del Estado para ser reasignados, cada año, por la Ley de Presupuesto.

De concretarse esa medida, denunciaron las entidades en otras oportunidades, el cine argentino perdería la autonomía presupuestaria y su fondo de fomento correría el riesgo de quedar desfinanciado.

"Solicitamos a la Honorable Cámara de Diputados y el Senado de la Nación sancionar con fuerza de ley esta extensión, caso contrario el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales perderá su autarquía y quedará sin recursos propios, interrumpiendo así la existencia del cine argentino y de toda la cultura nacional", indicaron.

Estas mismas entidades, junto con otras a nivel federal, se encuentran abocados a la redacción de un proyecto de ley que amplíe la norma sancionada en 1994, que regula los ingresos del Incaa, para incorporar a la plataformas audiovisuales, además de crear un organismo de cogobierno en el instituto de cine, entre otros cambios. (Télam)

Click to enlarge
A fallback.