Animado por el surgimiento de la escena argentina, el boricua Eladio Carrión llegaba a Buenos Aires en 2018 para filmar el video de "Mi Cubana" con Cazzu, Khea, Omar Varela y Ecko y, de paso, seguir estrechando nuevos lazos para colaboraciones futuras en una alianza que perdura hasta hoy y que sigue dando sus frutos como "Sin Frenos", con Duki y Bizarrap de invitados.

Télam: Siempre estás haciendo referencias a la escena argentina. ¿Cómo se gestó la participación de Duki y Bizarrap? ¿Qué pensás de la actualidad que tienen?

Eladio Carrión: Sí, son dos genios, dos pilares de allá. Realmente Duki es un pilar del trap y Biza es un productor increíble, con el que empezamos a hacer una intro y, al final, hicimos como tres temas. Y estaba esta que tenía, la intro, el coro y 'chanteo', entonces le dije que estaba bien dura para montar a alguien en el disco y lo invitamos a Duki, que la rompió más todavía, porque el tipo es muy bueno. Me encanta como quedó, porque es otro flow, otra vibra.

T: ¿O sea que quedan dos canciones más con Bizarrap que podrían salir más adelante?

EC: Sí, sí. Están ahí. Hay uno que si a él le da la gana lo hacemos como "Bzrp Music Session", pero hay que ver, porque para hacerla tiene que ser mejor que la primera que hicimos juntos (en junio de 2021, la "Bzrp Music Sessions, Vol. 40"). No voy a sacar nada que no la supere, porque la primera está cabrón, con el Biza que es una bestia y con un freestyle y un flow que la rompió.

T: En 2018 viniste a Buenos Aires para grabar un video y te quedaste cerca de cuatro meses. ¿Qué pasó?

Click to enlarge
A fallback.

EC: Es que yo realmente fui para hacer base, porque me puse a escuchar. Siempre estoy mirando los diferentes tipos de traperos que salen por ahí, especialmente artistas del trap. El reggaetón es el reggaetón, pero me gusta mucho el trap, y siempre estoy buscando cosas en español del género. Venía escuchando mucho a Duki y Khea, y quería conocerlos y hacer música con ellos. Seguí conociendo a otros artistas, como a Bhavi y tanta otra gente que está en la misma página mía de este tipo de trap. Me encantó y me quedé para trabajar con productores como Omar Varela, porque en Argentina hay muchos productores y músicos muy buenos.

T: ¿Qué veías de la escena argentina en ese momento y qué ves ahora, que muchos de ellos ya pasaron incluso por los Latin Grammy?

EC: Antes era como una escena underground que se empujó y que ahora la está rompiendo, tiene unos buenos cinco artistas que están representando mucho a nivel mundial. Tienen mucho que decir porque hablan claro. Hace dos o tres años si tú no eras puertorriqueño era difícil ser fuerte mundialmente. Después vino Colombia con J Balvin y Karol G y Argentina con Duki, Biza y Cazzu. Se están convirtiendo en una potencia mundial. A mí personalmente siempre me ha gustado, y si fuera por mí Argentina hubiera pegado mundialmente hace años porque tiene mucho para ofrecer. Es muy bueno que se los esté reconociendo en los Grammy.

T: ¿Hablaste con Bizarrap después de la ceremonia en Las Vegas? Tenía muchas expectativas de llevarse alguna de las cuatro estatuillas en las que estaba nominado.

EC: Sabes que nunca lo hemos hablado, pero él sabe el trabajo que está haciendo. A un productor como él no le hace falta un premio. Lo que importa es lo que habla la industria, y ese es un premio aparte para él que nadie más puede tenerlo. Hay muchos artistas grandes que no ganaron ningún Grammy y entienden mucho.

T: ¿Tenés pensado venir pronto a la Argentina?

EC: Sí, tengo pensado ir antes de marzo. Por lo menos a dar un showcito, seguro que algo vamos hacer, porque extraño y me gusta mucho Argentina. Y a Güerrín, que es mi pizzería favorita, por lejos. (Télam)