Los ejecutivos de Warner Bros. Discovery, el conglomerado nacido hace una semana tras la fusión de los gigantes del entretenimiento WarnerMedia y Discovery Inc., ya se encuentran revisando sus diversas marcas y planean modificar el rumbo de la franquicia cinematográfica y televisiva de sus superhéroes de DC para afianzar ese universo en sus entregas.

La noticia se da a conocer a días de la firma definitiva del acuerdo, que trajo como nuevo CEO a David Zaslav, proveniente de Discovery, y puso en marcha la reestructuración de la compañía, con varios recambios entre sus funcionarios.

Según informó el sitio especializado Variety, una de los primeros intereses de Zaslav y su círculo de directivos es el de solidificar el nicho de contenidos que tiene figuras vistas en la pantalla grande como Superman, Batman, Mujer Maravilla, Aquaman y otros -Arrow, Flash- que tuvieron sus propias series y se conectaron con tropiezos a las películas.

Es que en la carrera desarrollada hace más de una década en el cine de este género todavía se sostiene en lo más alto, tanto en taquilla como en seguidores, la saga de Marvel con sus Vengadores y un sinfín de personajes vinculados a su ambiciosa narrativa, que dejaron siempre en segundo lugar a los héroes de DC Comics.

De esa manera, y aunque el conocido como DCEU ("DC Extended Universe") tenga en sus filas algunos de los superhéroes más clásicos y populares y haya dado inicio en 2013 a su propia franquicia con "Hombre de acero", al día de hoy no logró alinear un abanico de propuestas que sea cohesivo y más atractivo que el de su competidora.

Al respecto, la creencia dentro de la cúpula de la compañía es que, si bien títulos como "Aquaman" (2018) y de "Batman" (2022) fueron bien recibidos, uno de los errores fue haber dejado de lado el desarrollo de algunos personajes como el de Superman o no haber apostado lo suficiente por ejemplos como el de "Guasón" (2019) o "Aves de presa y la fantabulosa emancipación de una Harley Quinn" (2020), con Margot Robbie a la cabeza.

El avance del conglomerado para esos contenidos implicaría un viraje en los planes que hasta el momento seguían desarrollando Warner Bros. Pictures Group y Warner Bros. Television, un año después de que estrenara el filme número 11 de la saga, "El escuadrón suicida".

En ese sentido, también se supo que poco antes de que se concretara la fusión, Zaslav investigó a una lista de candidatos con experiencia en trabajar y nutrir este tipo de tanques, con el objetivo de encontrar a alguien que pueda ocupar el enorme rol de supervisar todas las producciones de DC, tarea que el famoso Kevin Feige lleva adelante en Marvel desde 2019.

Uno de los nombres que aparecen es el de Emma Watts, una exejecutiva de alto rango en la 20th Century Fox y en Paramount, ya que de acuerdo a las fuentes, el nuevo CEO está más interesado en hacerse con alguien que tenga más conocimientos en temas de negocios y marketing que en el aspecto creativo para liderar el área.

En tanto, entre las distintas maniobras que podrían realizar con DC se encuentra la búsqueda de generar más contenidos para el streaming a partir de sus películas, como ocurrió con "Peacemaker" (2022), la tira protagonizada por ese antihéroe encarnado por John Cena luego de su trabajo en "El escuadrón suicida", o en la futura serie sobre el personaje del Pingüino, interpretado por Colin Farrell en la última entrega del Caballero de la Noche.

Por otro lado, queda por verse si el cambio de perspectiva sobre estas franquicias tendrá un impacto -y cómo será- en las producciones que ya tienen en su nómina para este año y el próximo, con filmes previstos como la secuela de "Shazam", una segunda "Aquaman", la tercera aparición de la Mujer Maravilla y el inicio de "Black Adam", un antagonista de los cómics que estará a cargo de Dwayne "The Rock" Johnson.

Se trata de la primera gran novedad que trascendió tras la fusión de ambas empresas, anunciado originalmente en mayo del año pasado, que escindió formalmente a WarnerMedia de la órbita de AT&T, aunque la misma conservará el 71 por ciento del paquete accionario del conglomerado.

Por su lado, Discovery Inc. acordó abonar 43.000 millones de dólares en efectivo y asumir, vía la emergente Warner Bros. Discovery, otros 43.000 millones de deuda.

La nueva firma reunirá en un solo espacio a marcas como HBO, HBO Max, CNN, los estudios Warner Bros., DC Films, New Line Cinema, los canales TBS, TNT y Cartoon Network junto con Discovery Channel, HGTV, Discovery Home & Health, Food Network, TLC, Investigation Discovery, Travel Channel, Turbo y Animal Planet, entre más. (Télam)