(Por Agustín Argento).- El productor y actor argentino Lucas Akoskin prepara hoy proyectos para desembarcar en Argentina luego de dos décadas radicado en Estados Unidos, donde se formó en actuación, fundó una compañía con la que se codea con el Oscar y produjo a Emir Kusturica y la remake de "Los otros".

De paso por Buenos Aires, Akoskin hizo un recorrido por su carrera en charla con Télam y contó cuáles son los motivos profesionales que lo regresaron por unos días al país: se encuentra en diálogo para hacer una comedia en 2023, que protagonizará, luego del éxito que tuvo en Amazon Prime Video "Miénteme", producción suya dirigida por Sebastián Schindel, interpretada por su esposa Leonor Varela, Benjamín Vicuña, Florencia Peña y él mismo.

Esta segunda visita en poco más de un mes fue tan solo de cinco días. Reuniones de trabajo y algún encuentro con amigos y familia precedieron el regreso a su casa en la zona montañosa que rodea Los Ángeles, donde cría a su pequeña hija entre árboles y animales.

Sin embargo su actualidad, que lo pone de frente a la "campaña del Oscar" con su última producción "Tell It Like a Woman", es una instancia más en una experiencia que comenzó hace dos décadas en Nueva York, que nunca hubiera abandonado si no hubiera sido porque su esposa vivía en la ciudad que alberga Hollywood.

"Mi primera película, 'The Doorman' (de Wayne Pryce, con Peter Bogdanovich) fue un vehículo de actuación personal al que después le pasaron un montón de cosas. Viajó por todo el mundo en festivales y se pasó en todos los cines de Estados Unidos. De repente pasabas por Times Square y estaba ahí. Fue sorprendente porque se hizo más barata que una película argentina", recordó.

Akoskin nació en Buenos Aires y tuvo algunas participaciones en tiras como "Gasoleros" y "Campeones" pero al no encontrar lugar para expandirse se fue a Nueva York a estudiar en la escuela de Stella Adler. Al finalizar, formó parte de una compañía de teatro de egresados, mientras su productora comenzaba a crecer cada vez más.

"Yo producía al mismo tiempo que hacía mis obras de teatro under, con las que ganaba dos pesos pero para vivir producía eventos como Fashion Week y Fashion Rocks", comentó.

Con el éxito de "The Doorman", que también protagonizó, notó que le era bastante natural el papel de productor y comenzó a alejarse del delante de cámara para ir detrás. Así, llegó a producir a Kusturica junto al mexicano Guillermo Arriaga (guionista en "Amores perros", "21 gramos" y "Babel"), en el cortometraje "Los Serbios Ortodoxos", trabajo que fue el puntal para luego producirlo en "On The Milky Road", documental que tuvo su estreno en el Festival de Venecia, donde ganó el Premio del Jurado Joven.

"Este largometraje fue una epopeya que iba a durar 10 o 12 semanas, que terminaron siendo cuatro años. Creo que el 90% del rodaje fue en exteriores. entonces capaz nevaba, salía el sol o llovía y todo cambiaba y suspendíamos tres meses el rodaje. O Monica Bellucci tenía que irse a filmar no se qué cosa o Emir mismo se iba a tocar con su banda", rememora con una sonrisa.

"Y como todo el equipo técnico que trabaja con Emir siempre es la misma gente, hay una confianza y una camaradería muy desorganizada y muy perfecta para ellos, donde hay que estar flexible a todo, donde todo puede pasar, donde un día se levanta y tiene diez ideas nuevas que no estaban en el guión, pero hay que filmarlas y toman un mes más", explicó.

En el comienzo de 2023, Akoskin puede convertirse en el productor responsable de que Diane Warren gane su primer Oscar, tras 13 nominaciones en las que la compositora vio como otros y otras colegas se llevaban la estatuilla. Warren le puso la música a la película "Tell It Like a Woman", una antología sobre el empoderamiento femenino de la que participaron seis directoras; entre ellas, Lucía Puenzo.

"Tiene un elenco muy bueno y en los medios dicen que la canción, cantada por Sofia Carson, va a ser nominada. A Diane la nominaron trece veces y nunca ganó, así que estamos apuntando a que esta vez sea. Hay toda una campaña que se está haciendo y le tengo mucha fe. O sea, están haciendo campaña para ver si se nomina como mejor película y a la canción le tengo mucha fe. Se va a estrenar en cines ahora", comentó el intérprete.

Akoskin no es el único argentino en Hollywood. Están Victoria Alonso, quizá la compatriota más encumbrada como VP de Marvel Studios, y Mía Maestro, con quienes mantiene amistad, además de encontrarse y charlar con otros como Axel Kuschevatzky o Bárbara Muscheti. A Ezio Massa le dio una mano para instalarse en Nueva Orleans.

"Creo que hay algo que tiene que ver con que todo latino que hace cine o televisión está acostumbrado a trabajar de una manera diferente a los recursos que hay en Estados Unidos o países donde tienen presupuestos mucho más grandes y eso fuerza mucho más la creatividad y la imaginación. Aportamos una mirada cultural y social diferente y eso se aprecia. Creo que la educación en el cine en Argentina ha dado grandes frutos y no sé si es la responsable de haber generado una cultura cinéfila bastante innovadora", planteó.

Si bien este fin de año lo encuentra ocupado en la "campaña del Oscar", es decir, darle visibilidad a "Tell It Like a Woman" y a Warren ante los miembros de la Academia de Hollywood, Akoskin tiene proyectos en ambos países, una excusa que utiliza para trabajar y para que tanto él como su hija pasen más tiempo con la familia en Argentina.

"De mi nueva película para filmar acá no puedo contar nada, en realidad (risas). Vine en un viaje relámpago para trabajar con el director y pasar tiempo en el armado, que sería algo para filmar el año que viene acá. Será una comedia que protagonizaré y que se filmará un poco acá y otro poco en Uruguay, dependiendo de cómo esté la situación en Argentina. No sabemos si irá a plataforma directo o pasará por cines".

Además, junto a Universal Studios trabaja en la remake del clásico de Alejandro Amenábar "Los otros", una película que marcó una época y a la que Akoskin le dio vueltas para que tenga sentido hacer la remake: "Es una película perfecta en muchos sentidos, considerada una película de culto que cambió la forma de hacer películas de género y redefinió muchas cosas".

"¿Cómo rehacer una película perfecta?", se preguntó y señaló: "La respuesta fue simple para nosotros: porque vos hablás con cualquier persona de 20 años hoy en Estados Unidos y no saben que existió esa película. Esta remake, no puedo relevar nada, mantiene la esencia de la original en una reimaginación nueva y diferente que ojalá pueda no solo capturar la devoción de la gente que nunca la vio, sino también la de los fanáticos".

Desde que se supo que Amenábar y Enrique Cerezo vendieron sus derechos, comenzaron un sinfín de versiones sobre quién interpretará el papel de Nicole Kidman y quien será el director o directora. Akoskin comenta que le "explotó" el teléfono con ofrecimientos pero que Universal quiere ir despacio y tranquilo en la producción: "Se toman su tiempo porque pueden, le están apostando mucho y tienen mucha fe, así que quieren ir paso a paso". (Télam)