El cantante Diego Martin Ronnett acaba de lanzar su segundo disco, "Partir", donde tributa al compositor y pianista de tango Mariano Mores porque, destaca "Mores escribía para el cantante y por eso no existe una sino varias maneras de interpretar su música".

"Soy admirador de Mariano Mores, su música es inagotable y en plena pandemia empecé a pensar en este homenaje a un autor al que siempre recurro y sentí que era el momento de hacerlo", postula Ronnett durante una entrevista con Télam.

En "Partir" y con la dirección musical de Norberto Vogel, el intérprete registró 13 obras del notable artista (1918-2016) como, entre otras, “En esta tarde gris”, “Cada vez que me recuerdes”, “Cristal” y “Grisel” (con letra de José María Contursi) y “Uno” (con texto de Enrique Santos Discépolo).

A tres años de su debut discográfico con “Soñar”, el vocalista afirma ahora su pertenencia al género y el mote como “la voz del tango romántico”, a la vez los jueves a las 21 conduce “La noche y el Tango” por FM Amadeus (91.1).

- Télam: ¿Cómo te definís como cantante y qué encontrás en el tango para desplegarlo?

- Diego Martin Ronnett: Me defino como un cantante versátil que puede interpretar tanto una balada como una canzoneta. Alguna vez he cantado cuarteto y rock. En el tango encuentro un mundo artístico, diferente, en el cual muchas emociones se ponen en juego en tres o cuatro minutos y la vida misma contiene ese todo, como el tango.

- T: ¿Este disco puede ayudar a dimensionar el legado musical de Mores?

- DMR: El legado musical de Mores se dimensiona por sí solo, solo soy un artista más, un admirador de miles que con mucha humildad le quiere dedicar, en este caso, un disco.

-T: Leo que cantaste en la primera casa de Diego Maradona en un evento especial para su hermana Ana y en el Homenaje de los 40 años del primer título de Diego con la Selección ¿qué recuerdos tenés de esa noche?

- DMR: Canté en la primera casa de Diego tras su primer contrato profesional como jugador de Argentinos Juniors en La Paternal, por cierto un barrio bien de tango. No tuve la suerte de verlo a él, ya que no pudo venir. Pro sí estuvo su hermana, Ana Maradona de quien me llevé un cariño enorme. Se le caían las lágrimas, estaba emocionada y cantaba todos los temas, se sabía todas las letras. (Télam)