Un diálogo sobre similitudes y diferencias entre payadores y y freestylers se desarrolló anoche en la Academia Porteña del Lunfardo en el marco de la charla "De la payada al freestyle", un evento público y gratuito que contó con una buena convocatoria

El académico alemán Rolf Kailuweit y Oscar Conde, miembro de la Academia Porteña del Lunfardo, analizaron los puntos en común entre ambas expresiones culturales, artísticas, políticas y sociales.

El expositor alemán abrió la conversación con un análisis exhaustivo y una explicación de contexto sobre los orígenes del hip hop que es de donde surge el freestyle como expresión artística entre fines de los sesenta y principios de los setenta en Estados Unidos.

"Las batallas de freestyle están documentadas desde los años ochenta", explicó Kailuweit y tratan de "rimas improvisadas por los MC 'S, participantes de los duelos de estilo libre del rap".

Kailuweit introdujo el verbo lunfardo "bardear" (insultar, provocar) y el sustantivo "bardo" para explicar que el enfrentamiento entre raperos en el formato freestyle es un "duelo verbal".

El investigador europeo señaló que las batallas de freestyle se consideran "rituales por lo lúdico y las reglas codificadas" que implican su desarrollo y ejecución.

Además, explicó que hablar, o en este caso, freestylear (improvisar rimas) es un sinónimo de "combatir y por lo tanto, de jugar", estableciendo que los "actos del lenguaje parten de un principio de batalla".

Kailuweit agregó que en los enfrentamientos de freestyle hay oponentes adversarios pero no enemigos, por los códigos implícitos de respeto, a pesar de que las frases que se utilizan para los duelos contienen insultos hacia el otro.

Por último, mencionó la "dimensión estética y política" del freestyle por su cuota artística y social por los mensajes que puede comunicar.

Por su parte, Oscar Conde expuso sus ideas y conocimientos con respecto al freestyle y las payadas, en particular en el caso de Argentina.

Mencionó al Quinto Escalón -competencia de freestyle en Parque Rivadavia en Caballito- que tuvo lugar entre 2012 y 2017 y de donde surgieron estrellas del trap argentino que hoy son referentes nacionales e internacionales como Wos, Duki, Paulo Londra, entre otros.

En un recorrido histórico, Conde hizo mención a emblemáticos payadores argentinos como Gabino Ezeiza, Pablo Vázquez o Aida Reina y al uruguayo Evaristo Barrios, entre otros.

Las payadas -señaló- "eran espectáculos muy concurridos, no solo en peñas sino también en teatros donde las personas se quedaban cuatro horas escuchando los contrapuntos".

También había taquígrafos en primera fila tomando nota de las rimas improvisadas -agregó- y es por eso que hay evidencia de las payadas de esa época y podías comprarte un folleto a la semana siguiente de expresadas esas palabras".

??"En el Quinto Escalón sucedía lo mismo, solo que en otro formato porque los pibes filmaban todo con el celular y hasta el día de hoy podemos encontrar en Youtube batallas como la de Wos y Acru", agregó Conde.??

El catedrático de la Academia del Lunfardo enumeró también los elementos clave para entender el freestyle: "el ingenio, el flow y el acote".

??Conde explicó sobre distintos contenidos en las letras de los freestylers como los autoelogios -también sucede en las payadas- que en general refieren a magnificar las destrezas y habilidades que se tienen a la hora de improvisar barras; y los ataques al oponente que se pueden ver ejemplificados en la "desautorización del otro, alusión a la falta de ingenio, sobre la ropa que lleva puesta", entre otras cuestiones.??

"Lo que en la vida real sería el comienzo de un conflicto -como que te quiten la gorra de la cabeza o insulten a tu familia- en el ritual del free, al tener reglas y estructuras, se permite  porque, en definitiva, se trata de una ficción encarnada por raperos, en la que se habilita 'bardear' al otro", finalizó Conde. (Télam)