(por Claudio Minghetti).- El actor británico Liam Neeson cumple hoy 70 años, su nombre es público hace cuatro décadas y para los fanáticos del cine está ligado a las biopics, tal como ocurrió cuando le tocó interpretar a Oskar Schinder, al líder irlandés Michael Collins o al pionero de la investigación sexual en Estados Unidos, Alfred C. Kinsey.

Después de su formación teatral, lleva más de 70 largometrajes como actor, una docena de documentales como narrador y otra docena de apariciones breves, más de 20 veces invitado en series o miniseries y tres videojuegos.

Neeson comenzó a recortarse en algunas películas de renombre, como ocurrió en la primera que lo tuvo entre una multitud de personajes, la espectacular "Excalibur" (1980), una versión de la leyenda de "La espada en la piedra" del Rey Arturo, de John Boorman, donde hizo de Gawain, mezclado con figuras ya entonces de renombre como Nigel Terry y Helen Mirren. Durante ese rodaje conoció a Mirren con quien habría de compartir su vida durante cuatro años.

Después de pasar por películas como "Krull" (1983) y "La misión" (1985), recién habría de llegar al podio protagónico cuando en la impresionante "Darkman" (1990), que consagró a Sam Raimi, una obra de género de terror que recuerda al clásico "El fantasma de la ópera" pero muy especialmente a la teleserie argentina "El hombre que volvió de la muerte" (1969, de Narciso Ibáñez Menta).

"Bajo sospecha" (1991), primera de tres entregas, lo metió de lleno en el cine de acción y suspenso, seguida por la romántica "Ethan Frome" (1992), en la que compuso al personaje epónimo, presagiaron su participación en otra producción monumental, "La lista de Schindler" (1993), que toma la historia de Oskar Schindler, el empresario metalúrgico alemán que salvó a buena parte de su personal judío durante la Segunda Guerra Mundial y en la que el actor superó sus logros anteriores.

Todavía con la emoción de su papel en "La lista de Schindler" y su frustración por la derrota en la entrega de los Oscar, Neeson emprende un regreso al teatro, protagonizando junto a Natasha Richardson una puesta de "Anna Christie", reunión que cambia sus vidas.

Al actor con fama de haber vivido historia con figuras tan dispares como Cher, Barbra Streisand, Julia Roberts, Brooke Shield y Sinnead O'Connor, le había llegado la hora de rendirse. Y sentó cabeza con Richardson.

Aprovechando la noticia recogida por los medios del corazón, Hollywood se lanzó a la carga con "Nell" (1994), la historia de una "joven salvaje" rescatada por un par de científicos, encarnados por Neeson y la hija que tuvo el director Tony Richardson con la actriz Vanessa Redgrave, con quien contrajo matrimonio. Se mudaron a Nueva York, tuvieron dos hijos, Michael y Daniel Neeson-Richardson.

"Rob Roy" (1995), "Michael Collins" (1996) y su Jean Valjean en "Los miserables" (1998) precedieron a su aparición en "Star Wars Episodio 1: La amenaza fantasma" (1999), en la que encarnó al rebelde maestro Jedi Qui-Gon Jinn y ya como figura habitual del cine de acción en "Blanco perfecto" (2000), lo siguieron poniendo entre las figuras más esperadas por el público mundial.

En línea siguieron "Pandillas de Nueva York" (2000), de la mano de Martin Scorsese, donde asumió al padre Wallon y la saga de Star Wars, esta vez con "El ataque de los Clones" (2002), la biográfica "Kinsey, el científico del sexo" (2004), acerca del padre de la sexología en Estados Unidos, "Batman comienza" (2005), donde interpretó al reo que en prisión invita al encapotado a sumarse a la Liga de las Sombras, el mismo año en que puso su voz a Aslan en "Las crónicas de Narnia" (2005), aporte que repetiría en su segunda y tercera entrega (2008 y 2010) y el thriller "Chloe" (2008) y la primera de las tres entregas de "Búsqueda implacable", donde definitivamente se convirtió en galán de acción.

La trágica muerte de su esposa en 2009 lo llevó a dedicarse a la bebida por un tiempo pero finalmente optó por comenzar a trabajar en toda propuesta que se le ofreciera. El resultado fue exitoso, y su nombre quedó grabado así en las listas de los armadores de castings.

Hubo otros títulos, como "Después de la vida" (2009) que en coincidencia con su viudez tiene que ver con la vida después de la muerte en un accidente, pero también fue Zeus en el peplum moderno "Furia de Titanes" 1 y 2 (2010 y 2011) el marido de Viola Davies en "Viudas" (2018) nuevamente un sicario en "Asesino sin memoria" (2022), todavía en las salas porteñas y al mismo tiempo su nombre aparece en otra media docena de títulos en rodaje o pendientes de estreno, entre ellos uno de Neil Jordan donde encarna nada menos que al detective Philip Marlowe.

(Télam)