Mateo Sujatovich, desde su alter ego Conociendo Rusia, se presentará el próximo sábado 12 en el predio porteño Mandarine Park en uno de los primeros shows con público de acuerdo a los protocolos, con la idea de defender "un proyecto de canciones, que es algo que hoy en día está un poquito fuera de tendencia y es lo que menos se hace", según señaló.

"Mi música agarra las raíces más importantes del rock argentino y en ese sentido la particularidad de Conociendo Rusia es ir un poco en contra de la marea que pasa hoy en día con la música que corre por otros caminos", reflexionó Sujatovich durante una entrevista con Télam.

En esa mirada panorámica sobre la escena local, el artista apuntó que "la música más popular se da con géneros que quizás están más alineados con lo urbano, el rap y el trap y es a lo que se les da mucha pelota".

La presentación de Conociendo Rusia será en el marco del festival Sonoriviera que desde esta noche se convierte en el primer encuentro de música presencial y de pie, con una capacidad para 500 personas.

Con los cuidados sanitarios necesarios y entradas limitadas, la vuelta a los shows presenciales y de pie, está acompañada por la transmisión vía streaming de todas las sesiones por Ticketek Live.

Mateo es hijo de Leo Sujatovich, tecladista de Spinetta Jade, de Tantor y de la banda de Nito Mestre, también es hermano de Luna, corista y tecladista de la banda de Coti Sorokin.

Su tránsito por el rock comenzó hace algunos años en Detonantes, la banda que lideraba Joaquín Carámbula, y que Mateo integraba junto a Juani Agüero, hoy guitarrista de Fito Páez, con quien también tocó Sujatovich.

Luego de un tiempo de integrar proyectos ajenos, Mateo se decidió a grabar sus canciones y creo un alter ego: el Ruso de Conociendo Rusia, que además es hincha de Atlanta.

Sujatovich sorprendió a todos con sus canciones que reconocían la influencia del rock argentino, pero que también ofrecían pinceladas de otros estilos, sin prejuicios. Compartió con Fito Páez la canción "Tu encanto" y acaba de lanzar "A la vez".

Télam: ¿Cómo surgió tu vínculo con Fito Páez? ¿Ya lo conocías por los trabajos que hizo con tu papá o nació espontáneamente?

Mateo Sujatovich: A Fito lo conocí cuando lo convocó a mi papá para tocar y para que le produjera para un disco que se llamó "Canciones para aliens" (2011). Yo lo veía y me ponía muy nervioso porque era muy fan de Fito, lo sigo siendo pero no como un chico de 20 años que se está encontrando con su ídolo máximo, me ponía muy nervioso pero seguro él lo entendía porque le debe haber pasado con otros artistas. En ese andar yo terminé grabando algunas guitarritas de demo y después en el disco, así que fue mi primer acercamiento con él. El año pasado me invitó él a grabar unos coros en su nuevo disco en "La conquista del espacio" y me mandó unos mensajes muy lindos que había escuchado "Cabildo y Juramento" y le había encantando. Este último año terminamos viéndonos mucho, teniendo un vínculo súper lindo y apareció "Tu encanto" y lo invité yo esta vez.

T: Desde muy chico viviste rodeado de música por tu papá y la relación con Spinetta, ¿Desde entonces sabías que querías caminar por el sendero de la música?

MS: El camino de la música yo lo veía un poquito de costado, porque durante muchos años no tenía un vínculo directo con ningún instrumento. En casa había piano pero yo no tocaba, probé con piano, probé con la batería y no había enganchado del todo. Estaba quizás más involucrado con el fútbol, con el deporte, pensaba que iba más por ahí, con dedicarme a jugar a la pelota que es algo que le pasa a todos los chicos de la Argentina, que somos todos muy futboleros. Cuando me encontré con la guitarra ese fue el punto de inflexión, el antes y después, una relación muy fuerte que se me armó con la guitarra y ese instrumento fue en un punto que me conmovió y enamoró para dedicarme a la música y no hubo vuelta atrás. Una vez que empecé a tocar la guitarra me di cuenta que era lo que más me gustaba y más que cualquier otra cosa. Eso fue más o menos a los 15 años.

T: ¿Sentís la presión de ser parte importante de la renovación del rock argentino?

MS: No, no siento ninguna presión. Es algo lindo que a mí me digan que soy parte de la renovación y todo eso, pero yo simplemente soy un muchacho que hace canciones, disfruto de hacerlas y las elijo. Después todo eso de ser la renovación y todo eso me parece que ya son cosas que les gusta a los que hacen motes, titulares que les gusta poner a otras personas que las agradezco porque me parecen divinas pero yo no ando viviendo como la renovación de nada. Soy yo, soy mi propia renovación todo el tiempo, buscando mi propia renovación, mis cambios, mis movimientos personales y no soy responsable de ningún cambio musical de nada. Solamente soy responsable de hacer lo que a mí me guste, ese es mi objetivo.

(Télam)