El actor, dramaturgo y director Daniel Casablanca volverá mañana a las 19 a asumir a Enrique Santos Discépolo en el unipersonal "Discepolín-fanático arlequín" en el porteño Galpón de Catalinas, una propuesta que solamente pudo ofrecer una función en abril pasado debido a las restricciones sanitarias por la segunda ola de la pandemia.

El artista que además integra el grupo Los Macocos, ideó y escribió esta trama sobre el legendario referente de la cultura popular, que cuenta con la dirección de su compañera Guadalupe.

"Discépolo era difícil de atrapar, no lo podíamos encuadrar, quizás porque es una personalidad de muchas facetas, famoso compositor de tangos, autor y director de teatro y cine, hasta un pionero en la organización por la defensa de los derechos de los artistas, pero por sobre todo, un actor, como diría su gran amiga Eva, 'un arlequín' y ahí se unió todo. Desde la media máscara de la comedia del arte aterrizamos en el grotesco porteño más crudo", cuentan los hacedores del espectáculo.

En una hora de función, uno de los fundadores de Los Macocos (conjunto que está haciendo "Maten a Hamlet" en el Centro Cultural 25 de Mayo) propondrá su aproximación al autor de los tangos "Uno" y "Cambalache" en la sala del barrio de La Boca sita en Av. Benito Pérez Galdós 93.

La propuesta suma el diseño de luces de Magalí Perel, diseño de sonido de Diego Aranda, el diseño y realización de máscara de Alfredo Iriarte, el diseño y realización de peluca de Gabriela Guastavino, la realización escenográfica de Marcos Aquistapace, la fotografía de Gustavo Iapeghino, la dirección de arte de Analía Cristina Morales y el piano y el violín grabado por Hernán Gallegos y Carolina Rodríguez. (Télam)