"Carroceros", documental de Mariano Frigerio y Denise Urfieg que llegará el jueves a la pantalla de Cine.ar, indaga en el fanatismo tansgeneracional de "Esperando la carroza", icónica película que Alejandro Doria estrenó en 1985 y que legó frases y personajes al acervo popular.

"Yo soy muy fanático desde chiquito, me sé la película de memoria y, cuando me enteré que la casa estaba cerca de donde vivo, fui a visitarla y ahí me di cuenta que toda le película se filmó a pocas cuadras de mi casa. Durante las visitas al barrio me fui enterando de los grupos de fanáticos que hacían tours, intentaban entrar a la casa, iban a sacarse fotos y recreaban escenas del filme", reveló Frigerio a Télam.

Urfieg, por su parte, explicó a esta agencia que "la idea inicialmente fue hacer un documental sobre Versalles, el barrio donde la película se filmó casi íntegramente porque nos llamó la atención que haya sido filmada en apenas unas manzanas y que los vecinos que participaron del rodaje sigan viviendo allí".

Lo que empezó como un documental que narraría una parte de la historia detrás de "Esperando la carroza", a los 35 años del estreno, se transformó en una cinta sobre las pasiones que despertó esta película que no es simplemente una comedia, sino que representa los complejos entramados de una familia común y corriente y es también una crítica a los primeros años de la posdictadura.

La cinta cuenta con entrevistas a los protagonistas del filme de Doria, quienes se muestran asombrados por el movimiento de fanáticos, como también lo estuvieron cuando se iban enterando sobre las proyecciones en otros países.

Pero, también, el documental de Frigerio y Urfieg, al encontrar tal legión de seguidores, decidió reunir a varios de ellos para que cuenten sus experiencias, de las más variopintas, que los llevaron, obligatoriamente, a representar escenas de aquella película.

En su investigación, Frigerio encontró en Facebook a la "Asociación de Enfermitos de Diálogos de 'Esperando la carroza'", que tiene más de 20.000 miembros que hablan entre ellos recurriendo únicamente a diálogos de la película.

"Entonces cambiamos el foco y nos centramos en ellos, los 'Carroceros'. Y como yo soy uno de ellos, funciono como hilo conductor de todo el documental, buscando entrar a la casa mientras que conozco más fanáticos y entrevisto a los actores", señaló el realizador.

En tanto, Urfieg indicó que "particularmente, nos interesaba la casa de la familia Musicardi. Sabíamos que seguía habitada por las mismas dueñas que la alquilaron para la filmación y que había sido declarada de interés por la Legislatura Porteña. Esa fue nuestra aproximación al tema, porque Mariano es muy 'carrocero' y además vive cerca".


Télam: ¿Se imaginaron tanto y tan extremo fanatismo por "Esperando la carroza" antes de empezar la película?

Denise Urfieg: No. Yo sabía que existían miles de fanáticos, pero al único que conocía de cerca era a Mariano. Nunca me imaginé que estaban organizados ni que fueran tantos ni tan "adictos" a "Esperando la carroza".

Mariano Frigerio: Yo sí sabía porque conocía los grupos en las redes, los memes y todo eso. Pero nunca me imaginé que yo sería tan "amateur" al lado de ellos, me superan ampliamente.

T: ¿Qué fue lo que más los sorprendió?

DU: Primero, el nivel de fanatismo de los "Carroceros". Hay gente que dice ver la película todos los días o día por medio. La saben entera de memoria y conocen todos los detalles. Y también las edades: muchos de ellos no habían nacido cuando se estrenó.

MF: Además de lo poco fanático que me sentí al conocer a todos ellos, también me sorprendió que los actores no supieran de tal fenómeno. Todos saben que hay fanáticos, pero se sorprendían mucho cuando les contábamos de los grupos y los tours. Y se alegraban, obvio.

T: Con la cantidad de material que hay, ¿en qué momento decidieron finalizar la película?

DU: La terminamos cuando creímos que los "Carroceros" estaban bien representados por nuestros protagonistas y por todos los que fueron a la convocatoria de fanáticos que hicimos especialmente para el documental. En ellos, y en Mariano, se puede ver la variedad de fanáticos de "Esperando la carroza" que hay en el país.

MF: Y también cuando tuvimos las entrevistas a todos los actores y a Diana Frey, la productora ejecutiva de la película. Porque además de los fanáticos, queríamos que participen los protagonistas, que nos cuenten anécdotas del rodaje, etcétera.

T: ¿Qué creen que significa para la filmografía y el cine nacional "Esperando la carroza"?

DU: Sin dudas es la única película argentina de culto. El fenómeno que generó y sigue generando no se dio con ninguna otra. Y en algo coinciden todos los carroceros: su éxito se debe a que es una representación fiel de la familia argentina.

MF: Simplemente es la mejor película argentina y no creo que haya ninguna que la supere. (Télam)