"Adiós, Roberto", filme de Enrique Dawi protagonizado por Carlos Calvo y Víctor Laplace en 1985, fue la primera primera película del cine nacional que abordó abiertamente una historia de amor entre dos hombres.

Estrenada el 4 de abril de 1985 y a poco del retorno democrático, allí Calvo interpretaba a Roberto Mazzitelli, un hombre recién separado de su mujer, que se va a vivir a lo de Marcelo Estévez (Laplace).

Roberto no sabe que Marcelo es homosexual, y una noche después de unas copas de más, intiman.

El filme, que significó una bisagra para la temática en el cine argentino y que completan Ana María Picchio, Héctor Alterio, Pablo Codevilla y María Cristina Laurenz, está enfocado en cómo Roberto intenta lidiar con lo que le pasa con Marcelo y, sobre todo, con la mirada de los demás.

Si bien el filme no exhibe escenas explícitas de afecto entre los protagonistas, ni siquiera un beso, también marcó un impacto porque supuso un corrimiento de Calvo de los papeles de galán, siempre rodeado de mujeres. (Télam)