El cantautor italiano Nico Fidenco, de gran popularidad en la década de 1960, cuando hizo conocidos títulos como “Contigo en la playa”, “Si me perdieras” y “En casa de Irene”, falleció en Roma este sábado a los 89 años, informaron los medios peninsulares haciéndose eco de la información ofrecida por su familiares.

Llamado en realidad Domenico Colarossi, había nacido en 1933 y se destacó en el cine, en las bandas sonoras de “Los delfines” (1960), de Francesco Maselli, donde interpretó “Su nel cielo”, y en el tema central de la película de Richard Quine “El mundo de Suzie Wong”, del mismo año, coproducida entre Gran Bretaña y Estados Unidos.

Varios cantantes latinoamericanos tradujeron sus canciones y lograron grandes éxitos, como el mexicano Enrique Guzmán, que en 1964 vendió multitud de copias en todo el continente de “Contigo en la playa”, versión del original “Con te sulla piaggia”, que fue el primer simple de 45 rpm que superó el millón de discos vendidos en Italia en ese formato.

El mayor éxito de Fidenco fue sin embargo “Legata a un granello di sabbia” (1961), conocido en Hispanoamérica como “Granito de arena” cuya versión al español más difundida es la del cantante también mexicano Ricardo Roca, quien fue la primera voz del grupo Los Hooligans.

Para el lanzamiento de sus primeros discos, la empresa RCA no utilizó retrato alguno del artista ya que no tenía el porte de un sex-simbol y en la segunda mitad de la década el cantante vio su carrera estancada, sobre todo después de haberse presentado por única vez en el Festival de San Remo, en 1967, junto a la joven estadounidense Cher con el tema “Ma piano (per non svegliarti)”, que fue eliminado antes de la final.

Esos percances lo llevaron a abandonar el canto y a hacer arreglos en las bandas sonoras de películas como “La muchacha de la valija” (1961), de Valerio Zurlini, con Claudia Cardinale y Jacques Perrin, “Boccaccio 70", de Vittorio De Sica, Federico Fellini y Mario Monicelli, con Sophia Loren, Marcello Mastorianni, Anita Ekberg y Romy Schneider, y “Los días contados” (1962), de Elio Petri, con Salvo Randone, y varios títulos de la serie erótica “Emanuelle”, entre 1975 y 1978.

Compuso además músicas para televisión, películas “hard core” y entre 1984 y 1994 se reunió con varios colegas casi olvidados – Riccardo Del Turco, Jimmy Fontana y Gianni Meccia– y fundó el grupo Superquattro, especializado en revivir éxitos de los años 60, con un relativo éxito comercial. (Télam)