(por Javier Berro) Callejero Fino, uno de los impulsores del RKT, asegura que ese fenómeno musical recién "está comenzando", al conversar con Télam acerca de la actualidad de un movimiento que se exhibe unido en su último lanzamiento y sobre cómo, desde el encierro de su prisión domiciliaria, ha logrado crecer y afianzarse como uno de sus artistas más escuchados.

Tras el éxito desatado a finales del año pasado con "PA TRA RKT", el cantante se puso a trabajar con Pusho DJ y Pesa 9 como productores en una nueva versión que acabaría siendo una gran celebración por el aporte de sus colegas L-Gante, Kaleb Di Masi, Ecko, Homer El Mero Mero, Papichamp, John C y Fili Wey, que se rotan el micrófono durante más de ocho minutos.

Todos ellos acompañaron al anfitrión en el video, rodado en la puerta de su casa familiar en Derqui, con autorización de la Justicia como cada vez que convoca a cientos a sus seguidores para ser parte de sus acciones artísticas y a la vez solidarias con los comedores y merenderos de su barrio.

En los últimos años, el RKT ha ganado una importante presencia en la escena musical actual y Callejero Fino hizo su contribución con canciones que reflejan historias y vivencias personales, de sus pares y de muchos otros argentinos que se ven reflejados en sus letras. .

El músico de 27 años, nacido con el nombre de Simón Nattanael Alvarenga y quien adoptó su identidad artística en su primera batalla de freestyle en la mítica competencia callejera "Halabalusa" de Claypole, lleva más de una década incursionando en la música y apostando por entrelazar los sonidos del reggaetón y la cumbia villera que se condensan en el RKT con los del rap y el trap.

"Estuve en el lugar y el momento equivocado", dice sobre la noche que lo tiene encerrado desde hace seis años en prisión domiciliaria, aunque sin detener su marcha para seguir componiendo o comunicándose con sus fanáticos en sus habituales charlas abiertas de Instagram ante más de ocho mil personas.

Télam: ¿Qué aporta al movimiento que se hayan sumado tantos colegas en este nuevo remix? ¿Lo sentís como una celebración del movimiento?

Callejero Fino: Obviamente que es una celebración del RKT, que es un nuevo género que se está dando a conocer ahora. Y que seamos muchos en la canción está bueno, aunque yo quería que fuera más larga. Me hubiese gustado haber sumado a algún otro artista, pero estoy súper contento y agradecido con todos los chicos. Para mí es un re-tema y cada uno lo disfrutó y aportó a su manera y quedó genial.

T: ¿Fue importante contar con todos ellos en el video para darle mayor visibilidad a esa construcción colectiva? ¿Cómo fue el encuentro?

CF: Sí, y estuvo genial. Cada uno hace sus cosas, pero que nos vean juntos también está bueno. El día de la filmación igual hablé con todos, obviamente, pero tampoco los quise molestar mucho porque algunos de los chicos venían de gira y estaban matadísimos, pero estuvo bueno y fue una gran experiencia.

T: ¿Cuándo te llegó el RKT, este género que lleva tiempo pero que terminó de explotar en el último tiempo con el aporte de las nuevas generaciones?

CF: El RKT viene de Rescate, el baile que estaba en San Martín. Y fue ahí que lo descubrí cuando lo escuché por primera vez DJ KBZ. Él fue quien inventó junto a su hermano ese sonido tan particular de bajo, bombo y chapa que está genial.

T: En tus letras hay historias de la calle y otras personales dedicadas a tu mamá y a los amigos ¿Qué significó para vos haber encontrado en la escritura un espacio para poder retratar esas realidades?

CF: Si tengo que escribir algo me tomo mi tiempo, lo veo y lo releo, pero generalmente grabo y saco música. Ahora grabo y saco, hago música para que la gente se divierta más allá de que algunos digan que hago apología a la violencia y esas cosas. No hace falta que yo diga que se droguen para que la gente se drogue, hago música para que la gente la vacile y la disfrute. Está el que lo entiende bien y el que no lo entiende.

T: ¿Por dónde irá la evolución del género?

CF: Yo creo que recién estamos saliendo. Yo por mi parte a hice RKT romántico, algo que no estaba haciendo nadie. Ahora veo que están saliendo un par de artistas que lo hacen y me pone muy contento, porque es darle al RKT distintas ramas para que no sea todo muy parecido o repetitivo. Eso le va a dar un abanico de opciones a los demás artistas para que puedan hacer más variaciones. Cada uno, por supuesto, que le aporta su magia y sus cosas junto a sus productores. Es cuestión de meterse al estudio y descubrirse, nada más. A diferencia del trap que tiene sonidos y palabras bastante particulares, el RKT recién se está haciendo.

T: ¿De qué cosas te tuviste que cuidar especialmente dentro de este negocio?

CF: Una vez que la música empieza a dar sus frutos, llegan los negocios, negocios que nunca pensaste que ibas a hacer. Hay que estar tranquilo, sereno y pensar bien qué es lo mejor para cada uno. Sin acelerarse ni precipitarse. Por suerte tengo a mi mamá que es mi manager y también a otra persona que se encarga de todas esas cosas. Obviamente siempre consulta, y estamos bien y tranquilos. Disfrutando el momento.

T: ¿Cuál fue la presentación más importante que pudiste concretar hasta la fecha?

CF: Creo que la mejor fue la de Diversión de Quilmes. En el 2015 fui a bailar y no me dejaron pasar y ahora terminé cantando para todos ellos. En un momento no parecía gente la que estaba, parecía agua. Se movía toda junta, fue muy loco. También está la de Jesse James donde metimos como 10 mil personas. Siempre que salgo al escenario les digo que yo solamente estoy cantando para la gente que está ahí y escucha mi música, pero que sino yo estaría seguramente del otro lado. Yo sé lo que es ir a ver a alguien, porque fui a ver un montón de cantantes. Si tienen un sueño, persíganlo, porque los sueños están para cumplirse. Yo en breve tengo para sacar música nueva con algunos artistas que quizás la gente no conoce pero que tienen un re-talento. Con la mayoría vamos a hacer RKT, aunque los pibes hacen de todo. Se trata de darles una mano ahora que me están mirando a mí, para que que nos miren a todos.

T: ¿Estás conectado con otros artistas que también están privados de su libertad y haciendo música? ¿Te gustaría más adelante acercarte a las cárceles, ya sea compartiendo tu historia o dando talleres?

CF: Con Yamir Antiman íbamos a sacar un tema pero no se pudo arreglar más, pero sí veo lo que está haciendo y me gustaría hacer algunas cosas en las cárceles; es algo que ya está hablado. Pero yo siento que, al estar encerrado en mi casa, tengo una ventaja que los demás no tienen, porque tengo la posibilidad de estar creando todo el tiempo. Por razones obvias, no tengo tantas presentaciones y tampoco se me ve por la calle, pero puedo estar todo el día en el estudio, pensando, escribiendo y proponiendo. Tengo un montón de cosas para hacer cuando salga.

T: ¿Fue sanador en este tiempo haberte aferrado a la música?

CF: La música salva vidas. Siempre lo digo y hay un montón de pibes que también lo dicen. Y si encima de que te hace bien también te da de comer, entonces es un éxito. Un negocio redondo. (Télam)