Fabio Banegas decidió poner su piano, su estudio y su talento al servicio de rescatar a compositores argentinos de música clásica cuyas obras tienen escasa circulación y que para el músico “son parte de una identidad nacional marcada por la diversidad que constituye nuestro país”.

Así y además de esta tarea en torno a José Antonio Bottiroli y plasmada por ahora en dos álbumes, además trabaja sobre Nicolás Afredo Alessio (1919-1985), Eduardo Grau (1919-2006), Jacobo Ficher (1896-1978) y Edmundo Pallemaerts (1867-1945).

“En cada uno de ellos se vislumbra la identidad diversa y rica de argentina, rasgos comunes devenidos de la inspiración vernácula y ciudadana, como es el caso del tango. Pero aun en el caso de músicos que no se sintieron atraídos por lo autóctono y adoptaron estilos foráneos y modernistas no dejan de ser parte de esta identidad”, destaca Banegas a Télam.

Télam: ¿Sobre qué compositores argentinos trabaja y por qué los eligió?

Fabio Banegas: Nicolás Alfredo Alessio, íntimo amigo y colega de Bottiroli, músico genial que provenía de una familia de músicos lo más cercano que tuvo Argentina a la familia de Bach o de Mozart. Pero, además, como nieto de inmigrantes checos me interesa mucho la puesta en valor de compositores que hicieron a la argentinidad con su venida a la Argentina, como el caso del español Eduardo Grau, Jacobo Ficher que representa la diáspora judía y la apoteosis en Argentina del serialismo y combinado con el neobarroco, neoclasicismo del siglo XX, y el belga Edmundo Pallemaerts con obra romántica y también nacionalista.

T: ¿Qué puede contar acerca del ambicioso proyecto internacional a partir de las composiciones del español-argentino Eduardo Grau?

FB: En pocos meses nos reuniremos en Hungría bajo la dirección artística del argentino Francisco Varela con el clarinetista austríaco Simon Reitmaier, la violinista española Ana María Valderrama, la flautista checa Jana Jarkovská, el violista español David Fons y el timbalista húngaro Zoltán Varga para la grabación de cuatro conciertos de Eduardo Grau con la orquesta de cámara húngara Anima Musicae. Es un programa interesantísimo porque excepto por el concierto para clarinete y arcos, dos son conciertos dobles y uno es un concierto triple para el que contamos con la generosa e incondicional colaboración de los musicólogos Nilda Vineis y Julián Mosca del Instituto de investigación musicológica Carlos Vega de la Universidad Católica Argentina que escribieron todos los comentarios y estudios que se publicarán con el disco a ser lanzado también por Naxos Records. (Télam)