Momusi, el Movimiento de Música para Niños y Niñas, presentará a partir del próximo domingo y hasta el 13 de junio a las 18, su Primer Festival Federal, que en forma virtual y gratuita ofrecerá una programación variada con propuestas de diferentes regiones del país que apuntan a llegar a las familias a través de la canción.

“El festival surge como necesidad de sostener aun en este contexto propuestas artísticas musicales de calidad, destinadas a las niñas, los niños –de 2 a 10 años- y sus familias, mostrando la diversidad de estilos, timbres, temáticas variadas que recorren distintas regiones de la Argentina”, explicó a Télam Fernanda Massa, presidenta de Momusi e integrante del grupo Al tun tun.

"Para nosotros como colectivo, en este momento en que el escenario presencial está limitado, tener la posibilidad de nuclearnos desde distintos puntos del país nos da un marco de gratificación y expresión que estamos necesitando", subrayó.

El encuentro contará con la participación de 29 solistas y bandas y con nueve transmisiones vía streaming que se emitirán por YouTube (youtube.com/channel/UCwn4owRpr6GZLY8nXqwLKUg) y redes sociales; cada fecha presentará tres propuestas que tendrán a las canciones y a los juegos como protagonistas.

Tres Tigres Teatro, de la sede de Córdoba, Pichiculundios, del Amba y Las Magdalenas, de la sede Mar y Sierra (provincia de Buenos Aires), serán los encargados de abrir este domingo el festival, que fue seleccionado y cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura de la Nación mediante el programa “Festivales Argentinos”.

Julieta Ontivero, representante de Momusi en Tierra del Fuego e integrante del Grupo Sin Cordones, indicó que trabajan con todas las sedes regionales "para garantizar la pluralidad de voces, paisajes de nuestro país, calidad musical y artística”.

“Haciendo rock para las infancias desde una montaña y bosque fueguino, pasando por una delicada melodía pampeana y llegando hasta el folclore cuyano, son algunos pasajes que disfrutaremos en este gran festival”, agregó.

La iniciativa de Momusi, colectivo creado en 1997 e integrado por músicos, compositores, autores, intérpretes y docentes argentinos dedicados a la creación y difusión de la música infantil, es un nuevo desafío en la recuperación de los sonidos, las voces, las canciones, los juegos a través de ciclos, conciertos y espacios de formación para docentes y músicos.

“Este festival específicamente nos permite promover la participación de niñas y niños en este quehacer musical, generando un abanico muy amplio de experiencias a través de la vivencia del hecho artístico”, expresó Sonia Brounstein, representante de la sede Amba y miembro del grupo Cielo Arriba.

“Nuestro objetivo es difundir la música para niños y niñas, contarles a través de la música, realidades, fantasías, sueños y tantas cosas más. En este caso, podrán disfrutar en formato virtual”, continuó.

Télam: ¿Dónde reside la importancia de este encuentro, particularmente en este momento tan difícil?

Fernanda Massa: Los festivales del Momusi realizados durante 2020, en streaming y redes sociales facilitaron el contacto con el público infantil acercando propuestas artísticas, lúdicas y pedagógicas que promovieron el enriquecimiento cultural, a partir del intercambio de tonadas y paisajes, de un huayno a un tango, de una chacarera a un blues, de un chamamé a una cueca abarcando cada rincón del país, mostrando en la integración de este movimiento de música para niños las manifestaciones musicales de todas las regiones de la Argentina.

Sonia Brounstein: También nos resulta muy gratificante saber que podemos incentivar a las infancias a escuchar, ver, jugar y ser parte de todas estas propuestas tan diversas junto a sus familias, ya no en un contexto teatral sino en su propia casa. Nos parece muy interesante lo virtual desde esta mirada, ya que tenemos la posibilidad de llegar con nuestras obras a muchas más personas de variadas edades; diferentes probablemente a las que se acercarían al teatro, abuelos, hermanos mayores, etc. siendo “cómplices” de esta escucha familiar, generando instancias de disfrute colectivo en el hogar.

T: ¿Con qué criterio fue armada la grilla?

FM: El criterio es el tinte valioso y particular que tiene Momusi, que es la variedad, el abanico de posibilidades musicales y la manera de mostrar las producciones artísticas hablan de infinita e inagotable creatividad. En ella se destaca la poesía y temáticas en las letras de autor, la búsqueda de las canciones y juegos tradicionales, los timbres y sonoridades que hablan de paisajes, lugares, géneros y estilos musicales.

T: ¿Cómo definirían el festival?

FM: Es absolutamente federal, disfrutamos de cada encuentro escuchando las tonadas de los diferentes compañeros de este colectivo. Además atiende a la posibilidad de fusionar grupos que son incipientes, con otros de trayectoria, intercambiando, aprendiendo y creando en continuo movimiento, invitando a sumarse como grupo, como docente, comunicador, locutor, disfrutando de la posibilidad de visibilizar el trabajo de autogestión, llegando a las familias con la frescura que trae la música y sin duda entregar lo mejor de nosotros en este momento tan complejo.

Julieta Ontivero: Desde nuestra sede podemos sentir este federalismo, no solo por compartir con otras sedes y provincias, sino por la posibilidad que nos da el Momusi de trabajar a la par, de entrelazar músicas y conocimientos de una punta a otra del país. Sentir que hay un solo Momusi con tanta diversidad regional es único para la difusión de la música para las infancias.

T: ¿Qué representa este festival para Momusi?

FN: Representa un reconocimiento al trabajo de calidad sostenido en tantos años, poner en valor la dedicación, el tiempo y la inversión en las producciones audiovisuales. Favorecer el intercambio artístico, llegar a nuevos públicos, favorecer a la integridad federal y la identidad regional. (Télam)