La Sociedad General de Autores de la Argentina, Argentores, consideró hoy que “responsabilizar a los trabajadores y a sus organizaciones sindicales de ser los culpables de la crisis que atraviesa nuestra industria audiovisual es, además de una mentira, una canallada”, en respuesta a declaraciones públicas de los productores Sebastián Ortega y Marcos Santana, de la cadena Telemundo, desde Miami.

La réplica de Argentores salió al cruce de una entrevista concedida días atrás por ambos ejecutivos de la compañía que está generando la cuarta entrega de la serie “El Marginal”, vía Zoom, al portal Infobae.

Allí Ortega sostuvo que “como argentino, me da mucha lástima porque veo las intenciones y la planificación que hay por parte de Telemundo de venir y armar muchas producciones en la Argentina. Y lo único que aparecen son trabas”.

“Los actores están queriendo trabajar y veo al mismo tiempo las intenciones de grandes estudios de afuera de venir y producir en la Argentina, pero son espantados por este tipo de impedimentos que lo hacen muy dificultoso”, insistió el fundador de la productora Underground y actual director de Desarrollo de Telemundo.

Su colega, el venezolano Santana, opinó que “Argentina es un país repleto de dificultades y obstáculos para producir. Está todo todo hecho para que nos nos asentemos. Sin embargo, estamos apostando y ojalá podamos lograr flexibilizaciones por parte del Gobierno y los sindicatos”.

En su misiva, Argentores reconoció que “faltan reglas claras y actitud firme de los gobiernos para que el Estado actúe como regulador de un mercado pequeño y deprimido”; “que se necesita un programa de incentivos y fomento para el sector privado para sacar a la industria del pozo en el que está desde hace años, no hay ninguna duda”; y que es preciso contar con “instrumentos legales democráticos, consensuados y de cumplimiento efectivo para políticas de Estado duraderas y eficientes”.

“Pero de ahí a buscar culpables entre las filas de los trabajadores, hay un trecho que solamente pueden transitar aquellos que no están comprometidos con la realidad y el progreso de este país y de su gente y por eso mismo son capaces de hacer declaraciones que avergonzarían - si pudieran levantarse de su tumba muchos de ellos- a los productores que hicieron grande el audiovisual en la Argentina”, condenó la entidad.

Argentores arriesgó que la “serie de argumentaciones inexactas, malintencionadas y agraviantes tienen como único objetivo predisponer engañosamente a la opinión pública, preparando el terreno para imponer a rajatabla una 'flexibilización', que en idioma de la calle significa para todos los trabajadores la pérdida de derechos adquiridos con lucha y esfuerzo”.

En medio de advertencias entre las que sorprende el endilgarle a Santana su condición de extranjero (“no es este el país, señor Santana” y “los de afuera son de palo”), la organización dijo en su escrito que “de esta crisis se sale en conjunto y con acuerdos, o no se sale. Pero para eso hay que poner por delante la verdad, porque es imposible un consenso basado en el engaño y el sectarismo”.

“No estamos en contra de los negocios, ni mucho menos de los productores y de la actividad privada como motor esencial de la industria. Estamos en contra -abundó Argentores- de aquellos que solamente piensan en aumentar sus márgenes de rentabilidad a costa de la dignidad del trabajador”.

(Télam)