(Por Verónica Rodríguez). El coreógrafo y director teatral Aníbal Pachano, que presentará hasta fin de mes en el teatro Regina “Así…vuelvo”, aclaró que ese music hall representa su despedida como bailarín pero no su salida del mundo del espectáculo.

“Yo me bajo como bailarín, a los 67 años no tengo más ganas de bailar; es así de corta. Mi dedicación va a pasar por dirigir, armar equipos de trabajo, ser actor o filmar una película”, expresó Pachano en diálogo con Télam.

“Como bailarín se cumplió una etapa de la cual estoy orgulloso, así como de todo lo que he hecho hasta el momento, pero yo no me voy del mundo del espectáculo, me retiraré el día que me muera”, afirmó el exjurado del “Bailando”.

La obra “Así…vuelvo”, que se estrenó en enero en Carlos Paz y en mayo llegó a la sala de avenida Santa Fe 1235, con funciones los viernes y sábados a las 21.45, ofrece un recorrido tanto por su trayectoria artística como por su vida personal.

Los comienzos de su carrera en Córdoba, su llegada a Buenos Aires, el haberse recibido de arquitecto, la creación junto a su exesposa Ana Sans del mítico grupo artístico Botton Tap, sus producciones teatrales y sus temas de salud, son algunas de las situaciones que refleja este espectáculo de tinte autobiográfico.

“He tenido una carrera absolutamente positiva, exitosa, laboriosa, de mucho trabajo creativo y eso está bueno reflejarlo arriba de un escenario con un espectáculo que tiene un despliegue escénico impresionante, con 13 artistas en escena que cantan, bailan y actúan de maravilla”, sostuvo el coreógrafo.

Al ser consultado sobre la continuidad de la obra, el también conductor nacido en Santa Fe anunció que “la idea es empezar una gira en septiembre. Estamos organizando para tratar de hacer el espectáculo en todos los lugares posibles del país y también intentaremos llevarlo a Uruguay”.

María Laura Cattalini, Yasmin Corti, Mariano Magnífico, Julia Montiliengo, Victoria Molotok, Judith Cabral, Gonzalo Gerber, Nacho Pérez Cortés, Matías Vega, Yanina Muzyka y Emmanuel Casal conforman el elenco de la pieza que obtuvo siete premios Carlos en su debut en Villa Carlos Paz.

Télam: ¿Qué aspectos de tu carrera y de tu vida sobresalen en “Así…vuelvo”?

Aníbal Pachano: Los mejores momentos. Los que fueron claves, desde el inicio cuando llegué a Buenos Aires, y luego tiene que ver un poco con la historia de mi separación, lo vivido con los Botton Tap, que fue uno de los grupos más icónicos y únicos del music hall que existieron en Argentina y que existirá, porque por ahora no salió nada parecido. Es un popurrí de ideas que surgieron y se fueron entrelazando, los momentos más difíciles y los más emotivos, como la concientización del VIH y la diversidad y entender que desde los cinco años hasta hoy no paré de ser creativo. Es un espectáculo que ofrece mucha alegría, ritmo, añoranza, música de otras épocas y también de las nuevas, pero que siempre tiene como leitmotiv el trabajo en la subida y en la bajada de las emociones, sin pasar por el golpe bajo y sin ir a ningún lugar de oscuridad. Yo no tomo lo que me pasó en la vida como un drama, soy un resiliente de la vida, de la salud, que tiene que ver con poder crear, hacer y generar en mi profesión.

T: ¿Cómo viviste tu regreso a Carlos Paz con la obra?

AP: Divino, viví en esa ciudad desde los 5 hasta los 12 años, tengo una historia fuerte en Córdoba, el momento más creativo de mi vida tuvo lugar ahí. Fue volver al niño que nunca voy a perder. La experiencia de regresar al escenario en Carlos Paz fue maravillosa. En una temporada difícil, luego de dos años de pandemia y que ya veníamos de un teatro devastado desde antes, nosotros hicimos una apuesta impresionante, con una escenografía de lujo, en un teatro que estaba adentro de una galería y que se transformó en el mejor music hall de la temporada. Al público le dimos la posibilidad de que viera el espectáculo a la gorra o a veces gratis y de esta manera también hacer cultura con mi trabajo.

T: ¿Cómo transitaste tu etapa más mediática?

AP: Artísticamente la transité brutal, tal vez lo que más me afectó de lo mediático fue que se expusieron un montón de situaciones desagradables, pero por otro lado me parece que sirvió la popularidad para poder mostrar que ese grupo de culto (Botton Tap) venía laburando hacía treinta y pico de años, y que dos o tres generaciones ni se habían enterado que existía y pudieron verlo y disfrutarlo. Y si hay algo que tengo claro es que desde que empezamos con Botton Tap jamás paré de trabajar y de tener éxito. En la exposición uno se compra la cámara, la sobreexposición, pero también hubo una situación muy compleja a partir de una enfermedad donde había que frenar la moto. Pero lo bueno que saco de esa porquería mediática es que generó que mucha gente tomara consciencia de una enfermedad como el VIH, como hoy toma consciencia de que soy un resiliente del cáncer, un tipo que tiene seis tumores en la cabeza y dos en el pulmón y está vivito y coleando bailando arriba de un escenario. La etapa mediática permitió la difusión de un trabajo y de un personaje absolutamente icónico que pasó a ser popular. Nadie va a poder decir que Pachano pasó desapercibido.

T: ¿Cuál es el balance de tu trayectoria?

AP: Soy un tipo agradecido, la vida me tocó con una varita y me permitió hacer lo que quería, trabajé mucho para conseguirlo y creo que mi carrera es maravillosa. Me siento en plenitud, aprendí a cuidarme, hago un canto de la vida, no a la depresión. No me arrepiento de nada de lo que hice, toda mi vida ha sido un aprendizaje. Soy un tipo generoso porque la vida fue generosa conmigo, a pesar de haber pasado un montón de cosas difíciles, y quiero devolver todo eso con la posibilidad de ser un docente, un maestro y enseñar a generar nuevos equipos de trabajo.

T: ¿Estás con proyectos?

AP: Ahora estoy ocupado en hacer una biopic, que se generó durante la pandemia, son ocho capítulos, está en proceso de preproducción y pensada para plataformas. Vuelvo a la arquitectura con “Ciudad de cúpulas” en Canal (á), y tengo ganas de hacer un espectáculo más chico, de historias de payasos, con cuatro o cinco personas.

T: ¿Qué podés decir de tu presente laboral y personal?

AP: Estoy en un momento exitoso, de plenitud en mí carrera, en donde me siento con tranquilidad. Estoy en paz, porque tengo esa sensación de que hice todo lo que quise y estoy haciendo lo que quiero. Siempre voy a buscar ese cable a tierra que me va a permitir seguir y cuando no lo pueda encontrar no estaré en este mundo, pasaré a otro plano. Y lo que quiero que se recuerde de mí es que fui un tipo laburador, comprometido con las cosas que hice, con el arte, con el oficio, un buen profesional y una buena persona. (Télam)