El actor estadounidense Andrew Garfield protagonizará "Hot Air", miniserie centrada en el emprendedor inglés Richard Branson, fundador del grupo Virgin, que comenzó con un sello discográfico en los setenta y se diversificó hacia el negocio aerocomercial en los ochenta para luego abarcar operaciones en múltiples industrias.

Garfield, que recibió esta semana su primera nominación para los premios Emmy por actuar en la miniserie "Under the Banner of Heaven", se suma a otra producción del mismo formato que será dirigida por David Leitch, que debutó con "John Wick" en 2014 y fue también el realizador de "Deadpool 2" cuatro años después.

El portal especializado de Hollywood Deadline informó que el proyecto de Universal International Studios -que tendrá también a Garfield como productor- captó la atención de varias plataformas de streaming que están disputándose la adquisición de sus derechos.

Las acciones de Garfield vienen en alza ya que, además de su reciente mención en los Emmy, viene de recibir su segunda nominación a los premios Oscar por su rol en el musical "Tick, Tick... Boom!", con el que el compositor y dramaturgo Lin-Manuel Miranda hizo su debut como director en cine.

Con guion a cargo de Jon Croker ("Paddington 2"), la serie tendrá seis episodios y está basado en el libro "Dirty Tricks" del periodista de investigación Martyn Gregory.

La historia se centrará en el gran ascenso de Virgin Atlantic en el mercado aerocomercial británico, donde para 1990 amenazaba el dominio de British Airways en el país.

La trama abarca la réplica de British Airlines, que lanzó una campaña sucia haciendo inteligencia con los datos de los pasajeros de Virgin para persuadirlos de pasarse a British.

Prevenido por un informante de British Airlines, Branson se quejó ante la Comisión Europea sobre esas tácticas y la aerolínea emprendió una operación mediática con historias falsas sobre el servicio de Vigin, ante lo cual Branson litigó y British ofreció un acuerdo extrajudicial a partir de la publicidad que cobró el caso, que contempló un pedido de disculpas, las costas legales y daños y perjuicios.

El negocio de Branson continuó su crecimiento en otras áreas y en 1999 vendió el 49% de Virgin a Singapore Airlines por 1.200 millones de libras esterlinas. (Télam)