El cantante y compositor argentino de música urbana Alejo Park, que mañana a las 20 se presentará en la jornada "C Pika" junto a La Joaqui en la porteña Sala Siranush, consideró que el género urbano ha vuelto a posicionar a "la música argentina a nivel mundial".

El reducto de la calle Armenia 1353 recibirá a Alejo, oriundo de Tigre y que comenzó en la música desde chico pero ligado al rock, ya que estudió guitarra y luego se dedicó a la batería hasta que su hermana le hizo escuchar al estadounidense Tupac Shakur.

A partir de allí comenzó a devorar todo lo que tuviera que ver con el hip hop hasta que Daddy Yankee lo llevó a meterse en el reggaetón; en ese camino comenzó a trabajar como productor y a girar con su amigo Lit Killah.

Lanzó recientemente la canción "A mi manera" con Falke, pero destacan sus colaboraciones con Cazzu, Coqeéin Montana, Lit Killah, Kodigo, ITBM, Pri.Moz, Kario y Yaret, Yance Kennoly, Mr. Mozart, entre otros; además de su participación en eventos de artistas importantes del género como, por ejemplo, J Balvin, Ozuna, Kendo Kaponi, Cosculluela, Arcangel y De La Ghetto.

Park charló con Télam sobre su vida dedicada a lo urbano:

Télam: ¿Qué te alucinó del rap?

Alejo Park: Para mí fue algo clave escuchar a Tupac, que me lo hizo escuchar mi hermana. Mi hermana nació en Estados Unidos y era fanática de Tupac, tenía un disco que me lo hizo escuchar y fue una locura. Escuché eso y fue muy distinto, fue cuando pasé a tocar esos temas con la batería. Eso me volvió loco, era algo distinto para mí pasar de escuchar rock puro a algo así, fue ese cambio grande.

T: ¿Te metiste en el circuito de las batallas de gallos o directamente empezaste a cantar y a trabajar?

AP: No, lo que es las batallas de gallo lo descubrí más de grande porque empecé a escuchar batallas de Argentina en la plaza y todo eso. Ahí me metí más en eso, pero yo era más de escuchar discos e investigar qué onda con el género. Soy más de escuchar y lo que me gusta la paso re piola en el momento y lo escucho. Sí tuve una banda que fue para mí muy grosa y lo sigue siendo que es Linkin Park, que esa banda sí tenía la actitud que me gustaba del rock y ese rap. Me parecía una banda súper completa y hoy en día la sigo escuchando, esa banda me volvió loco por un tema de la calidad, del contenido y todo. Después en general me gusta todo, tampoco me quedo cerrado en algo.

T: ¿Cómo fue la experiencia de girar por toda Argentina y ver cómo en ciudades que son capitales del folclore los chicos están reunidos en las plazas participando de competencias de freestyle?

AP: Cuando viajás te das cuenta cuán fuerte está la movida en todo el país. Cuando íbamos de gira con Lit Killah, llegamos, estaba la gente esperándonos y terminaba el show y venían al hotel, donde nos quedábamos charlando y nos contaban de la admiración al género y los artistas. Era increíble, pasar de estar tranca en tu casa a hacer una gira y ver tanta gente que te admira, eso es una locura.

Y cuando viajamos por América Latina, me di cuenta de que este género reposicionó a la música argentina a nivel mundial como en los 80 y 90 lo hicieron los grandes del rock nacional. Sin faltarle el respeto a grandes bandas y artistas súper importantes creo que sí, que es el momento de esto. No hablo solamente del rap, hablo del género urbano en general. Vos fijate que hay bandas de rock que están participando en canciones de raperos, incluso, y viceversa también. Hay un respeto que se ganó que antes no existía. Hoy en día se le abrieron las puertas a todos. Sí, es un momento donde los pibes están saliendo hasta por el mundo. (Télam)