El actor francés Jean-Louis Trintignant, una de las caras del cine francés y europeo del siglo XX, falleció a los 91 años, informó su familia a través de un comunicado, según acreditaron hoy medios y agencias internacionales.

El intérprete que se dio a conocer mundialmente con "Y Dios creó la mujer" junto a Brigitte Bardot en un filme de Roger Vadim de 1956 y que a los 82 años comenzaba a cerrar su carrera con la magistral "Amour", de Michelle Haneke, sobre una pareja que enfrenta los últimos años de su vida, padecía cáncer de próstata.

En julio de 2018 había anunciado su retiro de la industria cinematográfica: "El cine se acabó para mí", declaró en esa oportunidad en una entrevista que concedió al periódico Nice Matin.

En ese mismo reportaje había confesado que padecía cáncer y había dado detalles de la manera en la que enfrentaba la enfermedad y su negativa a ser tratado con quimioterapia: "No lucho; dejo que las cosas pasen", había afirmado.

Cara inolvidable del cine francés, Trintignant trabajó con destacados realizadores europeos, en una lista que incluye a Dino Rissi ("Il sorpasso"), Costa Gavras ("Z"), Claude Lelouch ("Un hombre y una mujer"), Claude Chabrol ("Las dulces amigas"), Eric Rohmer ("Mi noche con Maud"), Francois Truffaut ("Confidencialmente tuya"), Ettore Scola ("La noche de Varennes", "La terraza") y Bernardo Bertolucci ("El conformista"), entre otros.

Nacido en diciembre de 1930 en Piolenc, al sur de Francia y cercano a Avignon en el seno de una familia burguesa y recibido de abogado, Trintignant tuvo tres matrimonios, el último y hasta la actualidad con, Marianne Hoepfner, con quien vivía desde el año 2000.

Antes Trintignant había estado casado con la actriz Stephane Audran, en un matrimonio que se truncó por su romance con Brigitte Bardot, que entonces era la mujer de Vadim, en el rodaje de "Y Dios creó la mujer", y con la realizadora Nadine Trintignant (1961-1976), con la que realizó numerosos filmes ("Mon amour, mon amour", "Le voleur de crimes", "Defense de savoir", entre otros).

Con Nadine, Jean-Louis tuvo sus tres hijos: Pauline, Vincent y Marie, esta última, también actriz, fue asesinada por su pareja Bertrand Cantat en 2003, desagarrando para siempre la vida del actor, según contó en entrevistas. Mientras que Pauline falleció de chica cuando sus padres estaban en Roma.

Trintignant fue una de las caras más visibles y populares del cine francés de las décadas del 60, el 70 y el 80, tanto en papeles románticos, como de personaje duro o políticos.

Su primer gran éxito fue la película de Vadim, que además estuvo rodeada de todo el escandalete amoroso con BB que fue comidilla de diarios y revistas de la farándula, pero alcanzó el estrellato 10 años más tarde con "Un hombre y una mujer", el recordado filme que compartió con Anouk Aimee y donde fue dirigido por Claude Lelouch, de quien se convertiría en su actor fetiche, y que tuviera revival 20 años más tarde con los mismos protagonistas.

A lo largo de la década del 60 filmó 43 películas, con sucesos como "Z" de Costa Gavras en 1969; "Las dulces amigas" de Chabrol (1968), donde compartió cartel con su ex Audran; ¿Arde París?", de Rene Clement (1966) e "Il Sorpasso", de Dino Risi, de 1962, donde compartió elenco con Vittorio Gassman.

En la década del 70 participó de 32 títulos y en los 80 de 30, dando cuenta de la inagotable importancia de su nombre en el cine europeo para un actor que acumuló más de 130 filmes con su apellido en letras de molde en las carteleras.

A lo largo de su carrera fue pareja cinematográfica de innumerables divas del cine francés, entre ellas Catherine Deneuve, quizás con la que más rodó, pero también de Romy Schenider, Isabelle Huppert y Fanny Ardant, entre otras.

Justamente con Francois Truffat (marido de Ardant), filmó la última película del gran realizador de la nouvelle vague, "Confidencialmente tuya" en 1983, mientras que en 1994 participó de la trilogía "Tres colores" del polaco Krzysztof Kieslowsky en "Rojo", donde interpretó a un juez y compartió cartel con la entonces ascendente Irene Jacob.

Más de una vez se declaró "tímido" y aseguró también no haber aceptado el papel principal de "Ultimo tango en París", de Bertolucci, que finalmente hiciera Marlon Brando, por la cantidad de desnudos a cámara.

Además eligió como sus mejores películas a "El conformista", y a "Amour", de Haneke, película que ganó la Palma de Oro de Cannes, el Oscar al Mejor Filme Internacional y le valió a él el César que entrega la Academia Francesa por su interpretación, luego de otras cuatro nominaciones fallidas.

Cuando ya estaba casi retirado, trabajó con pocos realizadores, entre ellos Haneke, con quien también hizo "Happy End" en 2017 y con su amigo Lelouch con el que rodó su último filme, "Los años más bellos de una vida" en 2019. (Télam)