La actriz británica Helen McCrory, quien interpretó el papel de Narcissa Malfoy en tres películas de la serie cinematográfica "Harry Potter" y actuó en la película "Operación Skyfall", de Sam Mendes, murió este viernes a los 52 años en Londres, víctima de cáncer, anunció su esposo, el también actor Damian Lewis, según reportó el sitio especializado estadounidense Variety.

"Tras una heroica batalla contra el cáncer, la bella y poderosa mujer que es Helen McCrory murió pacíficamente en casa, rodeada de una ola de amor de familiares y amigos", escribió Lewis en la red social Twitter.

"Murió como vivió, sin miedo", afirmó el actor sobre su esposa, conocida asimismo por su participación en la serie de la BBC "Peaky Blinders", el drama histórico que llega a multitudes de fanáticos en el resto del mundo a través de Netflix que retrata a una familia de gánsters de Birmingham en la década de 1920.

McCrory nació en la capital británica el 17 de agosto de 1969 y era madre de dos hijos; comenzó su carrera en escenarios del Reino Unido y ganó el premio a la mejor actriz por su actuación en "Blood Wedding", en el National Theatre, y el premio Ian Charleson a la interpretación clásica por "Trelawney of the Wells", de Arthur Wing Pinero, entre otros.

Apareció en las tres últimas entregas de la saga que adaptó al cine las novelas de J.K.Rowling -"Harry Potter y el misterio del príncipe" (2009) y las dos partes de "Harry Potter y las reliquias de la muerte" (2010)- y cobró verdadera popularidad como la Tía Polly en la exitosa serie "Peaky Blinders", cuya versión cinematográfica se anunció recientemente. (Télam)