Retomando el tema y a propósito de una polémica que se generó con un proyecto sobre obras por casi 15 millones de pesos en el HCD de Rauch, la concejal del FPV, María Lamarche, diálogo con Grupo LA PROVINCIA e insistió en sus críticas hacia el intendente Maximiliano Suescun y su equipo de gobierno.

- ¿Cómo está el distrito?, ¿Qué opinión tenés de la gestión municipal?

El distrito no escapa al contexto general, se han profundizado los indicadores de desempleo, las problemáticas habitacionales, familias que no pueden sostener el costo de la tarifas, se ha incrementado el endeudamiento personal, y muchas familias no pueden resolver por sí mismas la cuestión alimentaria. La gestión municipal ha contribuido en este contexto, quitándole poder adquisitivo a los trabajadores y trabajadoras municipales, estableciendo una paritaria salarial por debajo de la inflación.

Hace eje en la obra pública sin considerar la dinámica económica de cada hogar, sin buscar una reactivación en los sectores del comercio y la producción y avalando las políticas del gobierno de Cambiemos tanto en el orden nacional como provincial.

- ¿Cómo es el trabajo en el HCD? Hace unos días hablaste de desprolijidades en la presentación de los proyectos elaborados por el Municipio. ¿A qué te referías?

En el HCD, nuestro bloque de concejales y concejalas (FpV-UC) estamos en minoría, por lo que redoblamos esfuerzos para sostener la actividad que nos demanda la ciudadanía.

El martes pasado, fuimos convocados a una sesión extraordinaria para tratar el preliminar de una toma de deuda por parte del Ejecutivo municipal de casi 15 millones de pesos.

El préstamo, dentro de una operatoria del Banco Provincia con el Ministerio de Economía Provincial, en lo que llaman Programa Provincial de Desarrollo -que por lo que hemos chequeado, sólo se lo ofrecen a los distritos liderados por Cambiemos- es accesible, ya que la tasa a aplicar no puede superar el 12% anual.

El préstamo deberá ser pagado enteramente por la gestión venidera (es a 4 años, en los primeros 3 años se devuelven intereses y el 4to año, se devuelve intereses más capital). Es decir que se toma un compromiso de deuda, con fondos que se ejecutarán durante la campaña electoral, y se devolverán dentro de la administración futura. El Banco Provincia otorga el 75% del total del proyecto, y el municipio debe afrontar el 25% restante (lo que no estaba previsto en el presupuesto vigente).

Desde nuestro bloque acompañamos esta posibilidad, basándonos en el interés superior que es el beneficio que la comunidad podrá obtener con los proyectos que se ejecuten (construcción de 10 viviendas, incorporación de energía solar para el natatorio municipal, adquisición de un camión recolector, construcción de un Centro de Desarrollo Infantil, reparación de veredas), y el proyecto que fue de discusión y que no fue aprobado por nuestro bloque: construcción de 1200 metros de cordón cuneta, según lo elevado por el Ejecutivo, pero que en Comisión, cuando consultamos qué cuadras o barrios se tenían en cuenta para esta obra, el Secretario de Obras Públicas nos transmite, que nada que ver, que la ejecución de fondos es para hacer una bicisenda en una avenida céntrica y algunos ordenadores de tránsito en las plazas.

Nosotros referimos que la ordenanza y el proyecto, siempre planteaban obras de cordón cuneta en barrios, en ningún momento hacían mención a la cuestión de tránsito. Estábamos claramente, ante una ordenanza y proyecto que no tenía vinculación con el destino de los fondos, por eso decidimos, y anticipamos antes de ir al recinto, que íbamos a acompañar todos los proyectos, excepto el que versaba sobre construcción de cordón cuneta ya que los fondos tenían otro destino.

Lamarche arremetió contra Suescun

En la sesión, nos enteramos que había sido cambiado el proyecto, con lo que se avanzaba a aprobar, en ese caso, por una ordenanza y un proyecto que sí coincidía con la ejecución definitiva, pero nunca había sido tratada en Comisión, y en el caso de nuestro bloque no habíamos tenido acceso para analizarla.

De ahí es que marcamos la desprolijidad, y atribuíamos la responsabilidad al "mejor equipo de los últimos 30 años", porque así lo llamó el intendente Suescun al inicio de la gestión. En oportunidad de aumentarles a sus funcionarios un 30% por encima del resto de los trabajadores municipales, aduciendo a que este equipo se merecía ése aumento especial ya que se trataba del "mejor equipo...".

- ¿Cómo se preparan ustedes de cara a las próximas elecciones?

El amplio espacio del movimiento justicialista donde convergemos los distintos sectores, estamos tratando de delinear una lista de Unidad, cuestión que no es simple pero tampoco imposible.

Creemos que vamos a lograr consensuar, sabiendo que la política no es una resolución lineal, y que es difícil llegar a acuerdos que contemplen todas las propuestas. Para nosotros y nosotras, será muy importante también, las definiciones que se den en el orden nacional y provincial, que de alguna forma nos encuadrarán para enfrentar al verdadero adversario político que es Cambiemos