El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, planteó hoy la necesidad de que todas las partes vinculadas con la producción cárnica y actores de la cadena de valor se sienten en una mesa a dialogar, a la vez que afirmó que hay "maniobras especulativas, de subfacturación, de querer trasladar el precio internacional al interno".

“Todos los actores de la cadena de valor deben sentarse a una mesa. Cada uno debe sincerar sus números, sus ganancias y su posición”, dijo hoy el mandatario pampeano a Radio Noticias, consultado por la decisión del Gobierno nacional de cerrar las exportaciones de carne por 30 días.

Al respecto, señaló que "no hay que analizar ésta medida como permanente, fue una medida necesaria que tomó el Presidente en virtud del precio de la carne. Si tenemos un índice inflacionario interanual del 46%, ¿por qué la carne está en el 65?. ¿Y si la demanda (internacional) es del 30%, ¿por qué el 70% que no nos demandan, tiene que tener otro precio?" preguntó.

Al mismo tiempo, opinó que lo que se pretende es que "los diferentes actores de la cadena de valor se pongan de acuerdo para garantizar los consumos internos".

En otro tramo de la entrevista, el mandatario pampeano comparó la medida con la adoptada en enero respecto del maíz, y que permitió que las distintas partes llegaran a un acuerdo para regular el precio interno.

Admitió que esta situación "nos preocupa. Ayer durante todo el día estuvimos en contacto permanente con trabajadores, con frigoríficos, con el Gobierno nacional para fijar nuestra posición y ponernos a disposición para integrar esa gran mesa en la cual hay que definir cómo sigue la situación”.

Además reconoció que "como provincia ganadera, con una industria muy fuerte que genera 2.000 puestos de trabajo directos, nos preocupa esta situación. También tenemos que pensar en los más de 100.000 pampeanos que están bajo la línea de pobreza y necesitan comprar la carne a precios accesibles”.

“Todos tienen que ponerse a dialogar. Los actores de la cadena de valor han manifestado la voluntad de diálogo y nos sumamos a ese pedido. Vamos a defender todas las fuentes de trabajo”, dijo Ziliotto, para destacar que "hay contratos en vigencia”, por lo que no se suspenden los trabajos de faena.

“En el trabajo que hicimos ayer quedó en claro que siguen vigentes todos los contratos que estaban en marcha. Al día de hoy, los frigoríficos de La Pampa están faenando para exportación. Hay contratos en vigencia para cumplir con los mercados externos y no someterse a sanciones”, explicó.

“Está la voluntad del Gobierno nacional de respetar todos los contratos. Hay que hacer un sinceramiento de la cadena de valor”, remarcó el gobernador, para luego reconocer que si la medida se profundiza, se pueden perder mercados externos.

(Télam)