La petrolera YPF pagó US$ 172 millones correspondientes a capital e intereses de la Obligación Negociable Clase XLVII que vencía hoy, compromiso que fue motivo de dos procesos de canje desde mediados de 2020 y el mes pasado, lo que permitió despejar el horizonte financiero de la compañía.

Fuentes de la empresa confirmaron esta noche a Télam que tal como estaba previsto, YPF cumplió durante la jornada el pago de capital e intereses a los tenedores de laClase XLVII que decidieron no aceptar el canje propuesto por la compañía en julio del año pasado y luego en febrero último.

De esta manera, "la compañía pudo acceder sin problemas al mercado único libre de cambios y cumplir con su compromiso, en línea con la autorización que recibió del BCRA" como resultado del canje de deuda internacional que culminó exitosamente en febrero, explicaron las fuentes.

Lapreveía originalmente un vencimiento por US$ 1.000 millones más intereses, que a la llegada de Sergio Affronti como CEO de la petrolera se decidió someter a un canje para aliviar los compromisos, en medio de la incertidumbre generada por la caída de precios y demanda del sector.

Así, la petrolera anunció el 31 de julio una adhesión del 58% a su oferta de canje de deuda para extender el vencimiento de sus Obligaciones Negociables por US$ 1.000 millones, por el que entregó un nuevo bono a pagar en 2025.

Pero a pesar del alivio que otorgó aquel proceso, la conducción de la compañía debió abrir a comienzos de año un segundo canje sobre el remanente a raíz de no poder contar con el libre acceso al mercado libre de cambios y por la normativa del central que obligaba a las empresas a la refinanciación de deudas.

Como consecuencia, YPF reabrió el canje del bono corto y sumó toros vencimiento de mediano plazo para incluir títulos elegibles por un total de US$6.600 millones, de los cuales US$412 millones era remanente del canje de mediados de 2020.

Tras varias adendas a la oferta original, y en negociaciones con fondos de inversión internacionales como Fidelity, Ashmore y BlackRock, la petrolera cerró el 10 de febrero el canje con un nivel de participación del bono corto de 60% y de la totalidad de bonos cercana al 32%.

Este canje resultó en la emisión de nuevos títulos al 2026, 2029 y 2033 por aproximadamente US$ 2.100 millones.

A la vez,la operatoria le permitió una refinanciación temprana de pagos de capital e interés acumulado hasta diciembre de 2022 por un total de 630 millones de dólares, liberando recursos que podrán ser destinados a inversiones productivas.

Tras el canje, YPF anunció su plan de inversiones por US$ 2700 millones para 2021 tanto en sus operaciones no convencionales de Vaca Muerta, como en el convencional de las provincias de Neuquén, Chubut y Santa Cruz, recientemente presentadas. (Télam)