Un total de 1.047.326 hectáreas sembradas con soja ya fueron cosechadas en la provincia de Entre Ríos en la campaña 2020/21, lo que representa el 98% de las 1.068.700 implantadas con la oleaginosa, aunque aún no se logró cuantificar la superficie perdida por la sequía que afectó a la región.

Así lo consignó la Bolsa de Cereales provincial, en un informe en el que precisó que de ese total, 589.600 hectáreas fueron sembradas con soja de primera (55%), mientras que la soja de segunda ocupó las 479.100 restantes (45%).

El rendimiento promedio provincial se ubica alrededor de 1.700 kilogramos por hectárea, cayendo un 372 kilos por hectárea respecto a la temporada anterior y 387 sobre el promedio del último lustro.

De cumplirse, se registrará el tercer rendimiento más bajo de las últimas dos décadas, sólo por encima de los ciclos 2017/18 (968 kilos por hectárea), y 2008/09 (1.093).

La Bolsa explicó que aún no lograron cuantificar la pérdida producto de la sequía del verano, que afectó principalmente al sector sur de Entre Ríos, pero los colaboradores advirtieron que cosecharon algunos lotes con un rendimiento de sólo 200 kilos por hectárea.

Además, el sector sur de la provincia posee los promedios más bajos debido a las escasas precipitaciones entre los meses diciembre y febrero, que fueron 48% menores al promedio histórico de ese trimestre; y la Bolsa detectó "áreas perdidas que son difíciles de cuantificar".

Por eso, el organismo entrerriano estima una producción de 1.838.000 toneladas, 552.000 menos que en la campaña pasada (23%). (Télam)