Wall Street cerró la primera semana de junio en alza, pese a que los datos macroeconómicos en Estados Unidos anticipan una recuperación más lenta de lo esperado, y las bolsas europeas también operaron con subas.

En una semana de sólo cuatro días, por el feriado del Memorial Day, en la Bolsa de Nueva York el Dow Jones de Industriales subió 0,7%; el selectivo S&P 500, 0,6% -y quedó muy cerca de su último récord- y el índice Nasdaq, 0,5%.

Por su parte, las principales plazas europeas también concluyeron la semana en alza: Milán subió 1,59%; Zúrich, 1,52%; Fráncfort, 1,1%; Londres, 0,66%; y París, 0,49%; mientras Madrid bajó 1,48%.

En el caso del petróleo, el crudo continuó en ascenso y el barril de West Texas Intermediate, de referencia estadounidense, se revalorizó 5% esta semana hasta US$ 69,62, su mayor nivel desde octubre de 2018.

A ese aumento del precio han contribuido las buenas perspectivas de demanda para este verano, el avance de la inmunización contra la Covid-19 en Occidente y la decisión de la OPEP+ de aumentar su producción. (Télam)