La Bolsa de Nueva York cerró hoy en alza en la última jornada de una semana de gran volatilidad, mientras las bolsas europeas siguen ganando fuerza.

En Wall Street, el Dow Jones Industrial subió 1,06%, a 34.382,13 puntos; el tecnológico Nasdaq ganó 2,32%, a 13.429,98 puntos, y el S&P 500 ganó 1,49%, a 4.173,81 unidades.

En tanto, en la semana la Bolsa neoyorquina cerró con sus principales índices en baja: el Dow Jones perdió 1,14%, el Nasdaq 2,34% y el S&P 500 1,39%, recordó la agencia AFP.

Este descenso semanal se explica por tres sesiones consecutivas en baja entre lunes y miércoles, por aumentos de precios en Estados Unidos que hacen temer una presión inflacionaria.

Hacía 13 años que los precios no subían tanto en ese país: en 12 meses, a abril pasado, el incremento fue de 4,2%, informó el Departamento de Trabajo estadounidense.

La cifra sorprendió a los analistas, que esperaban un alza de 0,2%, y vuelve a despertar interrogantes sobre un ajuste de tasas de interés por parte de la Reserva Federal.

"La principal preocupación es que (la inflación) se instale a largo plazo", advirtió Quincy Krosby, de Prudential Financial.

Al terminar la semana la Bolsa neoyorquina subió por el optimismo que suscitó la decisión de las autoridades sanitarias de eliminar la obligación de llevar mascarilla en lugares cerrados en el caso de personas vacunadas contra el coronavirus.

"Eso deja entrever que más jóvenes se están vacunando, lo cual es positivo para la economía", destacó Krosby.

Por su parte, las bolsas europeas ganaron fuerza el viernes ante renovadas esperanzas de un despegue económico: París subió 1,54%, Fráncfort 1,43%, Milán 1,14%, Londres 1,15% y Madrid 2%. (Télam)