La Bolsa de Nueva York cerró hoy en alza una jornada titubeante, aunque en la semana el Nasdaq y el S&P 500 operaron en baja.

El índice Dow Jones ganó 0,59% hasta 33.745,69 puntos; el tecnológico Nasdaq prácticamente estable (+0,01%) en 11.146,06 unidades; y el índice ampliado S&P 500 subió 0,48%, hasta 3.695,34.

Según Edward Moya, de Oanda, "las acciones estadounidenses se comportaron como si ya estuvieran en un letargo por la semana de Acción de Gracias, y los movimientos del mercado tuvieron pocos impulsores, con poca nueva información" disponible.

La semana próxima tendrá un día menos de operativa en Wall Street por el feriado de Thanksgiving el jueves.

Un factor técnico pesó sobre la bolsa, con la expiración de opciones sobre acciones al final de la jornada, detalló Peter Cardillo, de Spartan Capital.

En la semana, el Nasdaq volvió a bajar (1,5%), al igual que el S&P 500, que perdió casi 1%.

Algunos indicadores económicos, como la venta de vivienda usada que volvió a bajar en octubre en un contexto de aumento de tasas de interés para los créditos hipotecarios, presionan al mercado a la baja. "Eso apunta hacia una recesión", añadió el analista de Spartan Capital.

En tanto, las bolsas europeas terminaron en alza el viernes, cerrando una nueva semana de ganancias pese a la determinación de los bancos centrales para combatir la inflación con nuevas alzas de tasas, de la caída del precio del petróleo en un contexto económico moroso.

La Bolsa de París subió 1,04%, Londres 0,53%, Madrid 1,08%, Fráncfort 1,16% y Milán 1,38%. (Télam)