La bolsa de Nueva York terminó al alza la jornada y en su máximo de los últimos 30 días, impulsada por la confianza de los consumidores estadounidenses y a pesar de algunas advertencias de los grandes bancos sobre la economía.

Gracias a un índice que muestra que la confianza de los consumidores en la economía mejora, y luego de datos positivos de inflación, el índice Dow Jones ganó 0,33%, el tecnológico Nasdaq 0,71% y el índice ampliado S&P 500 subió 0,40%.

El Nasdaq tuvo su sexta alza consecutiva y los tres índices principales terminaron en sus niveles máximos en un mes, de acuerdo al reporte financiero de la agencia AFP.

Las noticias de los grandes bancos, que inauguraron este viernes la temporada de resultados empresariales trimestrales, hicieron comentarios bastante pesimistas sobre el futuro inmediato y aumentaron sus previsiones ante eventuales impagos, a pesar de resultados mejores de lo esperado.

Los inversores también retuvieron que los consumidores utilizan más sus tarjetas de crédito según los bancos, lo cual aumenta el riesgo de impagos.

Pero luego el índice de confianza de la Universidad de Michigan, en su estimación preliminar, le dio ánimo al mercado, explicó en una nota de análisis Edward Moya, de Oanda.

El índice se ubicó en 64,2 puntos en enero, muy por encima de los 59,7 de diciembre y de las expectativas del mercado (60,7).

La debilidad inicial de la bolsa fue aprovechada como oportunidad de compra, añadió Patrick O'Hare, de Briefing.com, para quien la tónica en Nueva York, es alcista.

La semana que viene la atención se concentrará en los resultados de empresas y sus previsiones para los próximos meses, según Art Hogan, de B. Riley Wealth Management.

Entre los valores del día, Tesla volvió a bajar (-0,94% a 122,40 dólares), luego de reducir los precios de la mayoría de sus modelos en Estados Unidos y Europa.

Esta decisión golpeó a todo el sector, y General Motors (-4,75%), Ford (-5,29%) y otros fabricantes como Rivian (también vehículos eléctricos, -6,43%), cayeron. (Télam)