Los mercados de Wall Street establecieron hoy nuevos topes máximos tras la asunción del nuevo presidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, quien prometió reactivar un paquete de estímulo para mitigar los efectos económicos de la pandemia del coronavirus.

El índice industrial Dow Jones ganó 0,8%, el ampliado S&P 500 subió 1,4% mientras que el tecnológico Nasdaq escaló 2%, de acuerdo con datos proporcionados por la agencia Bloomberg,

La esperanza de Wall Street es que tal estímulo ayudará a hacer despegar la economía a medida que las vacunas puedan neutralizar los efectos sanitarios del COVID-19.

Biden recibe de la administración Trump una economía con diversos problemas económicos, entre ellos, un desempleo en auge, pero con los índices bursátiles en sus niveles máximos históricos.

Los estadounidenses recortaron sus gastos en diciembre por tercer mes consecutivo debido al aumento en las infecciones que mantuvo a la gente alejada de las calles.

El Departamento de Comercio dijo que las ventas minoristas cayeron un 0,7% en diciembre con respecto al mes anterior. El aumento de las acciones entre el día de las elecciones y la asunción en la Casa Blanca de Biden es mayor que el aumento de Trump antes del inicio de su gestión.

El paquete de estímulo todavía requiere de la aprobación del Senado y se descuenta que el bloque republicano de su visto bueno, para no entorpecer el inicio de la gestión de Biden y dada la grave situación económica.

La futura secretaria del Tesoro, Janet Yellen, exhortó a los legisladores a actuar con celeridad en la sanción de la ley que da vía libre al estímulo.

"Debe hacerse más", dijo Yellen. "Sin más acciones, corremos el riesgo de una recesión más prolongada y dolorosa ahora, y una cicatrización a largo plazo de la economía más adelante", añadió.

Un comienzo mejor de lo esperado en la temporada de balances también está ayudando a levantar el mercado.

Netflix ganó después de informar que superó los 200 millones de suscriptores.

Morgan Stanley subió después de informar ganancias más elevadas, de lo pronosticado..

Las empresas deberán cumplir con las expectativas del mercado, habida cuenta de la gran dispersión que existe entre el crecimiento de su valor bursátil y el aumento de sus ganancias.

En Europa, las acciones repuntaron de la mano de mejores resultados corporativos y en un clima similar al de los Estados Unidos.

El índice líder Euro Stoxx 50 ganó 0,8%, y el FTSE de Londres subió 0,4%.

En Frankfurt, el DAX 30 escaló 0,8%y el CAC 40 de París trepó 0,5%.

En Madrid, el IBEX 35 apenas se expandió 0,1% mientras que el MIB de Milán avanzó 0,9%. (Télam)