Las bolsas neoyorquinas subieron hoy y cortaron una serie de caídas luego de que los rendimientos de los Bonos del Tesoro bajaran por la fortaleza del dólar respecto de una canasta de monedas y como consecuencia de que la vicepresidenta de la Reserva Federal (FED), Lael Brainard, diera a entender la posibilidad de suavizar la agresiva política monetaria que lleva adelante el organismo.

Hoy, el promedio industrial Dow Jones ganó 1,4%, el índice S&P 500 subió 1,8% y el indicador tecnológico Nasdaq avanzó 2,1%, de acuerdo con datos proporcionados por el New York Stock Exchange (NYSE).

La jornada estuvo marcada por la fortaleza del dólar y la baja de los rendimientos de los Bonos del Tesoro que provocaron no sólo esa caída de tasas sino el derrumbe las principales monedas como el caso de la libra esterlina que cerró en 1,14 dólar y alcanzó su nivel más bajo frente a la moneda estadounidense desde 1985.

Las acciones subieron cuando la vicepresidente de la FED, Lael Brainard, reafirmó que el organismo haría lo que sea necesario para sofocar la inflación, al tiempo que señaló los riesgos de ir demasiado lejos.

Brainard ratificó la lucha de la FED contra la inflación pero hizo referencia a los efectos negativos de un excesivo ajuste. "Estamos en esto todo el tiempo que sea necesario para bajar la inflación. Nuestra determinación es firme, nuestros objetivos son claros y nuestras herramientas están a la altura", destacó.

Más adelante, la funcionaria estimó que "la tasa de interés de referencia de la FED deberá aumentar aún más y mantenerse en un nivel lo suficientemente alto como para desacelerar la economía durante algún tiempo para brindar confianza de que la inflación está bajando al objetivo de la Fed del 2%".

La FED ya subió las tasas cuatro veces durante 2022 y los mercados descuentan otro aumento enorme de 75 puntos básicos en su próxima reunión.

En junio, los funcionarios de la FED proyectaron que la tasa de referencia alcanzará a 3,5% para fin de año y aproximadamente a 4% en 2023.

Lo mejor del Dow Jones fue para 3M +3,4%, Nike +3,2%, Home Depot +2,7% y Walmart +2,6%.

En el S&P 500 se destacaron las subas de Solaredge +11,8%, Enphase +8%, Baxter +7,4% y Twitter +6,6%.

Las subas más importantes del Nasdaq se anotaron en Dexcom +7,7%, Match Group +6,9%, Ross Store +6,3% y Netflix +4,8%.

En Europa, los mercados cerraron con altibajos, debido a que los inversores continuaron obsesionados con las perspectivas de recesión en la región y cuando las presiones inflacionarias continúan creciendo.

El euro subió frente al dólar y la libra esterlina, mientras el Banco Central Europeo (BCE) se reunirá mañana para decidir un ajuste de tasas.

Se espera que el BCE anticipe una serie de subidas de tasas y sacrifique el crecimiento de la región, en un intento por controlar la inflación que orilla el 10% anual.

Una suba de 75 puntos básicos de su tasa de referencia es una posibilidad cierta y los mercados la han descontado en gran medida.

En el índice líder Euro Stoxx 50 que cerró equilibrado se destacaron las subas de la francesa Kering +2,4%, la española Iberdrola y la alemana BASF +2,1% y la británica Flutter Entertainment +1,9%.

En Londres, el FTSE cayó 0,9%, en Frankfurt, el DAX subió 0,4% mientras que el CAC 40 de París y el MIB de Milán cerraron equilibrados.

Finalmente, el IBEX 35 de Madrid ganó 0,2% (Télam)