Wall Street finalizó la semana con sus principales indicadores en rojo, en medio de las crecientes dudas del mercado sobre las perspectivas de crecimiento global e inflación.

Además, la ascendente preocupación por el impacto mundial de la variante delta del covid-19 puso a muchos inversores a tomar posturas más conservadoras.

De esta manera, el Dow Jones perdió hoy 0,86%; el tecnológico Nasdaq cedió 0,8%; y el S&P 500 perdió del 0,75%.

En tanto que, en el punta a punta semanal, las pérdidas empujaron a los tres índices principales al rojo, rompiendo una racha de tres semanas consecutivas acumulando ganancias.

Así, en el balance de las últimas cinco ruedas, el Dow Jones bajó 0,52%; el S&P 500 restó 0,97 % y Nasdaq descendió 1,87%.

El mercado también tuvo de referencia el último dato del índice de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, que se hallaba en un 80,8 en la primera mitad de julio, por debajo del 85,5 % del mes pasado y de lo esperado por los analistas.

Otro informe alertó sobre las expectativas de la inflación en Estados Unidos, por el cual los consumidores esperan que los precios suban un 4,8 % este año, el nivel más alto desde agosto de 2008. (Télam)