La Bolsa de Nueva York cerró este lunes casi sin cambios luego de una semana en la que sus principales índices se mantuvieron cercanos a sus récords, impulsados por las noticias de recuperación de actividad y empleo en los Estados Unidos.

El Dow Jones, que concentra a las principales empresas industriales, cedió un 0,36% a 34.630,24 puntos, mientras que el S&P 500 perdió apenas 0,08% a 4.226,52 unidades y el tecnológico Nasdaq retomó la senda alcista y ganó 0,49%, a 13.881,72 unidades.

"Los inversores continuaron poniendo en la balanza el optimismo sobre la reactivación económica contra la persistencia de la incertidumbre sobre la inflación y las implicancias que eso podría tener sobre el calendario de la Fed (Reserva Federal) para reducir su programa de compras de activos", señalaron a AFP los analistas de Charles Schwab.

En ese sentido, el programa de compra de activos y tasas de interés ultrabajas dinamizan el flujo de crédito a la economía en medio de la pandemia de coronavirus.

De cara al resto de la semana bursátil se espera por las negociaciones parlamentarias sobre el presupuesto 2022 del presidente Joe Biden y la publicación, el jueves, de uno de los índices que miden los precios al consumo (CPI) para mayo en Estados Unidos.

Por su parte, las bolsas europeas cerraron mayoritariamente al alza, pese a las reservas de los inversores antes de varios acontecimientos, como la reunión del Banco Central Europeo (BCE) del jueves.

De esta forma, la Bolsa de París cerró con una subida de 0,43%; Milán, de 0,99%; Londres, de 0,12% y Madrid, de 0,83%, mientras que la de Fráncfort, en cambio, cerró en rojo (-0,10%). (Télam)