La Bolsa de Nueva York terminó a la baja la jornada de hoy, en un mercado preocupado por el impacto de la variante Delta de coronavirus y atento a la evolución de la política monetaria en Estados Unidos.

El índice Dow Jones perdió 0,20% a 35.031,07 puntos, su nivel más bajo en dos semanas, en tanto el Nasdaq, luego de una serie de récords, cedió 0,57% a 15.286,64 unidades.

Por su parte, el S&P 500, en negativo por tercera sesión consecutiva, perdió 0,13% a 4.514,09 puntos, de acuerdo al reporte de mercados financieros de la agencia AFP.

El mercado, que abrió dispar, profundizó sus pérdidas "cuando las persistentes inquietudes sobre la pandemia y el nerviosismo ante las perspectivas de una reducción de compras de activos por parte de la Reserva Federal presionaron el ánimo de los inversores", resumieron los analistas de Wells Fargo.

Un alto responsable de la Fed, John Williams, presidente de la filial de Nueva York, señaló que si la economía seguía mejorando "podría ser apropiado comenzar a reducir las compras de activos este año", aunque al mismo tiempo sostuvo que desearía ver "más mejoras" en el mercado laboral.

La Fed recurre a la compra de activos para inyectar dinero en el circuito económico y mantener las tasas bajas.

A su vez, la Fed publicó hoy su informe de coyuntura conocido como Libro Beige, donde señaló que el crecimiento económico en Estados Unidos "se desaceleró ligeramente" a causa de la variante Delta del coronavirus y se mantiene a un ritmo "moderado".

Según este reporte que se publica dos semanas antes de cada reunión de política monetaria del banco central -la próxima tendrá lugar el 21 y el 22 de septiembre-, los sectores más afectados son restauración, turismo y viajes, "un reflejo de las preocupaciones sobre la propagación de la variante Delta".

Las restricciones internacionales a los desplazamientos también frenaron la actividad de estos sectores, añade la Fed, cuyo informe abarca el período que va desde mediados de julio a fines de agosto.

(Télam)