Las solicitudes de subsidios por desempleo en los Estados Unidos cayeron por séptima semana consecutiva y alcanzaron un nuevo mínimo desde que comenzó la pandemia de coronavirus, informó hoy en Washington la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) del Departamento de Trabajo.

En la semana que finalizó el 13 de noviembre cerca de 268.000 personas solicitaron nuevas prestaciones por desempleo tras haber sido despedidas, lo cual representa 1.000 menos que la cifra revisada de la semana anterior.

Las solicitudes siguen en descenso, luego de alcanzar un pico de 6,8 millones en la última semana de marzo de 2020 para, luego, situarse en torno de las 900.000 al comenzar el año en curso, aunque aún no alcanzaron el promedio previo de la pandemia de alrededor de 205.000 pedidos semanales.

En tanto, el promedio de las últimas cuatro semanas (que permite suavizar la volatilidad propia de un índice semanal) se situó en 273.000, otro valor mínimo desde que comenzó la crisis.

Al 6 de noviembre había 2,1 millones de personas que recibían esta prestación social, 129.000 menos que en la semana anterior.

Cerca de 22 millones de empleos se perdieron por los cierres a causa de la pandemia de coronavirus entre marzo y abril de 2020, y tras la recuperación económica impulsada por los programas de asistencia del Gobierno y la vacunación masiva, ya se han recuperado 17 millones de ellos.

Click to enlarge
A fallback.

Un signo de la recuperación ha sido el hecho de que, en los últimos meses, los empleadores han tenido dificultades para atender la creciente demanda y ocupar los puestos vacantes (que totalizan un total de 10,4 millones a septiembre), según la agencia Bloomberg.

De acuerdo con cifras publicadas por el Departamento del Trabajo estadounidense, la tasa de desempleo se ubicó en 4,6% en octubre, dos décimas menos que en el mes anterior, incorporando 531.000 nuevos puestos de trabajo.

(Télam)