La diputada del Frente de Todos y presidenta de la Comisión de Finanzas de la Cámara baja, Fernanda Vallejos, advirtió hoy que el Estado “tiene que actuar” para garantizar que la población pueda acceder a los alimentos a precios accesibles.

Además, reclamó que los empresarios “resignen una partecita de la rentabilidad” para que los trabajadores recuperen el poder de compra de sus salarios; y una "política decidida para contener los aumentos de precios y mejorar los salarios reales".

La legisladora sostuvo que la principal "espalda de un Gobierno de signo popular es el pueblo", elogió la decisión del presidente Alberto Fernández de cerrar las exportaciones de carne por 30 días, propuso medidas para reducir el precio de los alimentos y recordó que para mejorar el poder de compra de los trabajadores es necesario trabajar en pos de contener la suba del precio de los alimentos y aumentar los salarios.

“No vamos a pretender que los empresarios dejen de privilegiar la maximización de sus ganancias; aunque nos gustaría que sean más humanos y se preocupen porque sus compatriotas no están pudiendo comer; no ocurre en la realidad", afirmó a Radio La Red.

Según Vallejos, "hay que actuar, aunque haya sectores a los que la intervención del Estado no les gusta; tienen que resignar una partecita de su rentabilidad; de eso se trata la convivencia democrática".

De acuerdo a un informe de Proyecto Económico, al que aludió Vallejos, el consumo per cápita anual de los argentinos pasó de 58,5 kilos en 2015 a 51 kilos en 2019, 50 kilos en el 2020, y en la actualidad se ubica en torno a los 44 kilos por persona, caída que "coincidió con un incremento del 300% de la carne".

“Cuando hablamos del consumo, necesitamos dos conjuntos de políticas. Una que ataque la cuestión de los precios (...) y mejorar los ingresos, que no solamente han perdido poder de compra por la evolución de los precios sino que los salarios se han venido a pique”, consideró.

Vallejos abogó por un rol más activo del Estado que le permita recuperar el papel de regulador y contralor, para “armonizar los equilibrios” económicos y sociales: "En prácticamente todos los mercados de exportación de la Argentina el nivel de concentración es pavoroso”, señaló.

“El Estado argentino necesita recomponer sus capacidades de control, que es algo en lo que se está trabajando y que, durante los gobiernos de Néstor y de Cristina, se habían ido construyendo una serie de herramientas para que el Estado tenga capacidad de intervenir en las relaciones económicas", aseguró.

Por último, reiteró la necesidad de llevar adelante una serie de políticas dirigidas a desacoplar los precios internos de los alimentos de los valores internacionales.

“Hay un combo de instrumentos posibles: se pueden mejorar las retenciones; hoy el margen, que en el caso del maíz es bastante acotado, hay 3 puntos, de acuerdo con el margen legal que se pueden mejorar las retenciones", detalló.

"Habría que tener una nueva ley más acorde a la realidad de los precios internacionales que hoy tenemos para que el Estado tenga más flexibilidad a la hora de administrar este instrumento de desacople de precios que son las retenciones; en el caso de la carne, con retenciones, tenemos un margen un poco más grande, porque estamos en 9 y puede llegar a 15 puntos, que se podrían ampliar”, concluyó. (Télam)