El canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, aseguró hoy que su país reafirma su "potestad de negociar con terceros países extrazona", y que avanzará en ese sentido "con nuestros socios" del Mercosur o en su defecto "individualmente".

Bustillo formuló el anuncio en el marco de la reunión del Consejo del Mercado Común, de la Sexagésima Cumbre del Mercosur que se lleva a cabo en la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), en la ciudad paraguaya de Luque.

A pesar del sentido de su exposición, discordante respecto de la de los cancilleres de los otros países del bloque regional, Bustillo ratificó la pertenencia de Uruguay al Mercosur, más allá de "algunas afirmaciones que parecieran ponerlo en duda".

La palabra de Bustillo era esperada con especial atención por parte de todos los concurrentes a la cumbre, luego de que el presidente uruguayo, Luis Lacalle, anunciara el 13 de julio último el inicio formal de las negociaciones de su país con China, para sellar un acuerdo comercial bilateral sin la participación del resto de los países del bloque.

El canciller uruguayo criticó la dinámica del Mercosur, y adelantó que durante la Presidencia Pro Tempore que los orientales ejercerán en el segundo semestre se tratará de avanzar en la "impostergable modernización del bloque, en especial en su relacionamiento externo".

En ese sentido, sostuvo que a 31 años de la firma del Tratado de Asunción (acta fundacional del Mercosur) "no hemos logrado avanzar en los ejes constitutivos" y, en consecuencia, "no estamos frente a un mercado común ni una unión aduanera", ya que el Arancel Externo Común (AEC) "es más una referencia para buscar listas de excepciones y sectores excluidos" de ese régimen.

"A la fecha, el Mercosur se asemeja a una Unión Aduanera imperfecta", señaló, al tiempo que aseguró que "Uruguay plantea que hace 31 años estamos en un estado de permanente transición".

Bustillo manifestó que "el bloque debe tener un marco adecuado que permita a sus países desarrollar sus economías" con "un enfoque modernizador y realista, con niveles de pragmatismo que permitan avanzar en diferentes alternativas, tanto en el plano interno como el internacional".

Al respecto, remarcó que "Uruguay no puede darse el lujo de tener un Arancel Externo Común Elevado, salvo que sostenga beneficios reales en el acceso sin restricciones al mercado ampliado y en el mayor peso relativo del bloque en relación con terceros estados".

Sin hacer mención explícita al país al que hacía referencia, Bustillo sostuvo que en el Mercosur "no hemos logrado un avance en el comercio intrabloque, sino que esto se ha agravado en los últimos años con algunos miembros del bloque".

En ese sentido, expresó: "Permítanme reafirmar nuestra permanencia al Mercosur, porque hemos escuchado de nuestros colegas algunas afirmaciones que parecían ponerlo en duda".

"Permaneceremos en el bloque en forma libre y soberana", subrayó, para agregar que eso no es obstáculo para que Uruguay realice negociaciones "con nuestros socios o individualmente".

Bustillo anticipó que en la Presidencia Pro Tempore que ejercerá Uruguay una vez que finalice la cumbre de Luque, procurará "consolidar una agenda externa ambiciosa en el marco de un pragmatismo responsable, en bloque, o en caso de no ser posible, de manera individual". (Télam)